Recomendamos también: Ciudad irremediable y adiós a Fede, por Gil Gamés

FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM

Nada consolaba a Gilga. La ciudad se hundía en el fracaso. Respiramos veneno y no se activa el protocolo del Hoy No Circula, nada se activa. Así deambulaba Gil con sus lentes oscuros de incógnito, un tapabocas y una bufanda inexplicable en el centro de la canícula. Días y días en contingencia, como si viviéramos abandonados. Sabemos al menos que no debemos fumar, ni cocinar con carbón o leña. Señora, señor, señer: no use lentes de contacto, podría quedarse ciego.

La inseguridad se adueña de Ciudad de México: tiroteos, muertos aquí y allá. En la colonia Condesa reportaron dos muertos en la esquina de Campeche y Ometusco. Dos narcomenudistas fueron ejecutados. Quisieron engañar a otros narcomenudistas entregándoles un pequeño cargamento de coca que en realidad era un ladrillo de jabón.

A Gil le asustan mucho las balaceras, pero no puede dejar de señalar que los narcomenudistas de uno y otro bando son estúpidos, ni Gamés confundiría un ladrillo de jabón con un ladrillo de cocaína. Al descubrir el engaño unos fueron y rociaron de plomo a otros. Los vecinos aterrados, las patrullas como abejas a la miel. Gilga informa: la balacera sigue y no hay quien la contenga. Antes, cuando Liópez Obrador era jefe de Gobierno de la ciudad, todo marchaba bien y bonito, nada pasaba, la ciudad era un edén. Cantemos la del Pirulí: feee-licidad, no te vuelvo a dejar, cuanto tiempo huiste de míii, hoy amanezco y el sol, tiene un raro esplendor. ¿Cómo la ve así don Fede? Gil escribirá así de hoy en adelante para que usted no se inquiete.

Hasta la vista, Fede

Ya cansa don Fede. A duro y dale con que Gil se dedica a atacar al Presidente y que el autor de este pedazo de página vende sus columnas a postores innombrables y oscuros, aunque, dice Arreola, no le consta. Caracho, don Fede no ha vendido sus columnas, lo que ha vendido, y completito, es su sitio SDPnoticias. Cuéntele, honesto y modesto periodista, más lo segundo que lo primero, cuéntele a sus lectores a quién le vendió el ex Sendero del Peje, hoy el inmaculado SDPnoticias, ande Arreola, cuente a quién le vendió su sitio, no sea tímido por vida de Dios. ¿Nada? Bueno, está usted en su derecho, faltaba más.

Escribe don Fede con intensidad prístina (si eso fuera posible): “Sigue chingando Gil Gamés en sus columnas de Milenio. Hoy promete 100 ejemplos más de su independencia periodística”. Gilga no tiene nada contra las pinches cabronas mal llamadas palabrotas, pero muchas veces evidencian en quienes las usan como recurso lingüístico un vocabulario de no más de quinientas palabras, como es el caso de la prosa arreolina.

Baja el telón

Lean esto antes de cerrar este penoso capítulo: “100 años. No es una referencia a la clásica de Pedro Infante, sino el tiempo que Gil Gamés vivirá. Y puede que tenga cuerda para muchos añitos más. Los huevones tan cultos como él son, como Bruce Willis, duros de matar. Que los viva feliz”.

Sus palabras, don Fede, en los oídos de Dios. Los cultos no siempre son huevones ni los huevones cultos, como lo demuestra su trayectoria política y periodística, más lo primero que lo segundo. Por lo demás, Gil le desea muchos años de bienestar. Hasta la vista, don Fede. Aquí se rompió una taza y en fon.

Más información: http://bit.ly/2VqzvEO

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password