Recomendamos también: Banda “Las Pelonas” secuestra alumnos de escuelas privadas; operan en el sur

Imagen: Internet

Desde 2015, una banda de secuestradores identificada por las autoridades locales como Las Pelonas, opera en las alcaldías del sur de la Ciudad de acuerdo con la procuraduría local.

Sus víctimas son estudiantes preparatorianos y universitarios de escuelas privadas en Tlalpan,Coyoacán y Xochimilco. Para regresar a sus víctimas con vida piden sumas de entre 4 y 5 millones de pesos; aun así, asesinan a los plagiadosdurante las primeras 48 horas luego de su rapto.

El modus operandi es muy similar al caso del estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo. Con base en la carpeta de investigación FCIH/UI-1C/D/00100/06-2019, esta es una de las líneas de investigación, pero hasta el momento, la procuraduría local no ha podido hallar rastros sólidos en este secuestro.

Otra de las características de Las Pelonas es que asesinan a sus secuestrados en un lapso de 48 horas y sus cuerpos los abandonan en la zona boscosa de Xochimilco, Tlalpan y Milpa Alta; el líder de ese grupo es identificado solamente con el mote de El Barbas. Un audio en poder de EL UNIVERSAL da cuenta de la negociación entre el secuestrador y el padre de una joven universitaria en hechos ocurridos en 2017.

“No me digas una m*****, me vas a juntar los 4 millones, escúchame bien, no te vayas a pasar porque esto puede cambiar muy drásticamente c*****, ni me hagas e****** ni me digas que me vas a salir con 100 mil o 400 mil pesos porque te mando a la v****. Ni siquiera un millón de pesos te voy a aceptar por la p***** vida de tu hija”, se escucha en el audio, al tiempo que el padre pide tiempo para juntar el dinero y que no le haga daño a la joven.

Consta en el expediente de ese caso que la familia de la afectada pagó 500 mil pesos, pero días más tarde encontraron el cuerpo de la joven en las inmediaciones del pueblo de Topilejo, en la extinta delegación Tlalpan.

Más casos. En el historial delictivo de la banda figuran cinco expedientes de 2015 a 2018. En tres de éstos sus víctimas murieron y en dos fueron entregados con vida después de pagar la cantidad millonaria que exigían.

La primera víctima mortal fue en 2015, cuando un joven universitario fue secuestrado de una universidad sobre la avenida Insurgentes Sur, en la alcaldía Tlalpan.

Por él pidieron 5 millones de pesos. La familia —en 12 horas— consiguió 800 mil pesos y pagó el rescate, pero el cuerpo del joven de 22 años fue encontrado en la zona del Ajusco.

El mismo modus operandi se repitió en 2017. La víctima fue una joven de 18 años a quien secuestraron saliendo de su universidad ubicada sobre Viaducto Tlalpan, en la colonia Espartaco, Coyoacán. La familia juntó 500 mil pesos y entregó el efectivo, pero la universitaria no regresó con vida. Llamó la atención que toda la negociación se concretó en 12 horas y cerca del plantel educativo.

Más información: http://bit.ly/2Rja6wp

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password