En La Raza, falta de pruebas de Covid-19 y tardanza en resultados

Cuartoscuro

En el Hospital La Raza, del IMSS,en la Ciudad de México, se ha reportado la muerte de, cuando menos, dos personas debido al Covid-19; sin embargo, puede ocurrir que, debido a la falta de pruebas de detección y a la tardanza en la entrega de resultados de las que sí se practican, haya incluso personas fallecidas que no hayan sido reportadas como víctimas del coronavirus.

El pasado lunes el IMSS había reportado la muerte de un enfermero de 53 años, en el área de Infectología del Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza. Se comentó que fue debido a que estaba contagiado de coronavirus.

La institución aclaró que en ese lugar no habían sido atendidos pacientes de Covid-19.

Ya para el 2 de abril Milenio reportó que tres muertos en el área de Infectología de La Raza podrían deberse a Covid-19, sin embargo, fue negado por las autoridades.

En esa fecha fue reportada la defunción, en el hospital y a causa de Covid-19, de una doctora jubilada, según lo reconoció Manuel Cervantes Ocampo, coordinador de Atención Integral a la Salud del IMSS. La fallecida había sido subdirectora del Hospital de Infectología y no se contagió en las instalaciones de La Raza, según se informó.

Sin embargo, también se supo que en el área de Infectología del Hospital La Raza había varios pacientes que esperaban los resultados de la prueba de detección del coronavirus, los cuales podrían tardar hasta siete días debido a la saturación de los laboratorios (especialmente los del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos –InDre-) donde se realizan los análisis y se validan los resultados.

Según el testimonio de un trabajador de esa área recogido por Milenio, es incierto el diagnóstico de varios pacientes de La Raza, algunos de los cuales han muerto: “¿Por qué no dicen que se mueren por coronavirus? Porque ni siquiera les da tiempo de hacerles las pruebas ni de recoger un resultado. (Los pacientes) se les están muriendo antes”.

Al mismo tiempo, en el país siguen los reclamos por la falta de pruebas de detección del coronavirus, por lo que se ha cuestionado varias veces al subsecretario de Salud Hugo López-Gatell. El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien ha procurado la realización de esas pruebas en su estado, hoy acusó al funcionario federal de impedirlas. En una entrevista con Ciro Gómez Leyva, afirmó que “el gobierno está impidiendo que traigamos pruebas”.

A finales de marzo, López-Gatell declaró: “Las pruebas se hacen para verificar el estado de una persona enferma; hacerla simplemente como una medida de precaución no tiene una indicación médica”.

Sin embargo, la validación de las pruebas de coronavirus por parte del InDre se ha convertido en un cuello de botella. Cuando menos desde el 20 de marzo el médico Francisco Moreno, encargado del programa de Covid-19 del hospital ABC, denunció la tardanza en la entrega de la validación de pruebas, en las que el Indre dilataba hasta siete días por la saturación de trabajo. Por ello se retarda no sólo la adecuada atención al enfermo (como el aislamiento), sino también se facilita el contagio.

Eso es lo que puede estar ocurriendo en el Hospital La Raza.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password