Falta “racionalidad” y consistencia en la política económica mexicana: “se ha debilitado claramente”: Moody’s

Imagen: Moody's

Al tiempo que advirtió que el mayor riesgo financiero del gobierno actual será la transferencia de recursos a Pemex, la analista de Moody’s Investor, Ariane Ortiz-Bollin, dijo que la conducción de la política económica en México se ha debilitado “claramente” y acusa “falta de racionalidad económica”, lo cual ha afectado la confianza de los inversionistas.

“El principal riesgo no proviene del ingreso o del gasto del gobierno, sino de la transferencia que va a tener que dar a Pemex”, dijo, que según cálculos de la calificadora, podría ser del 2% del PIB.

Estos factores podrían hacer que en breve la calificación soberana de México se degrade, aunado al bajo crecimiento económico. Se prevé que los grandes recursos planeados para Pemex incrementen los déficits fiscales, explicó.

“Nosotros estamos pensando que es un riesgo importante para el gobierno. En los próximos dos, tres años va a tener que hacer transferencias recurrentes a Pemex y esas transferencias pueden ser más altas de lo que el gobierno está asumiendo”,

La especialista se expresó así durante el seminario Inside Latam Series 2019, México.

A pesar de que México siempre ha sido un país con “debilidad institucional en el respeto al estado de derecho”, un factor que lo distinguía entre países similares “era su conducción de la política económica a cargo de la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, que era predecible, transparente y sin reversa. Ahora también esta conducción se ha debilitado claramente”.

Por su parte, el director general de Moody’s para México, Alberto Jones, dijo, en entrevista con El Universal, que en el actual gobierno ha habido inconsistencia en las políticas públicas “lo cual ha afectado el sentimiento económico y la confianza para la inversión”.

Agregó que están conscientes que las entidades que califican no necesariamente coincidirán con sus evaluaciones y que trabajan con independencia de sus opiniones.

Esto, en relación con la molestia que en diversas ocasiones ha externado el presidente Andrés Manuel López Obrador por los continuos ajustes a la baja en la calificación de México.

“Un principio fundamental de la economía y de la solvencia ética de nuestros análisis es que deben ser hechos con absoluta independencia de las indicaciones que los emisores de deuda nos dicten o cualquier otra entidad. Tienen que ser basados rigurosamente en el análisis y nuestras metodologías”, dijo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password