Propuesta de Morena para revisar patrimonio inmobiliario, reprobada hasta por AMLO

Cuartoscuro

La propuesta de Morena acerca de la posibilidad de que personal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) pueda revisar el patrimonio inmobiliario de los ciudadanos, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no la considera correcta ni conveniente porque se debe mantener en privado los patrimonios de todos los mexicanos.

Alfonso Ramírez Cuéllar presentó el domingo un comunicado de Morena en el que dice que el Inegi “debe de tener la facultad constitucional de medir la concentración de la riqueza en nuestro país”, por lo que considera que “el Inegi debe entrar, sin ningún impedimento legal, a revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas. Cada dos años debe de dar cuenta de los resultados que arroja la totalidad de los activos con los que cuenta cada mexicano”.

Añadió que “el Inegi también debe tener acceso a ls cuentas del Servicio de Administración Tributaria y a toda la información financiera y bursátil de las personas”.

A una pregunta sobre el tema realizada en la conferencia de prensa presidencial, López Obrador respondió que “no creo que sea correcto. Se tienen que mantener en privado lo que significan patrimonios de empresarios y de todos los mexicanos. La obligación de dar a conocer los bienes patrimoniales es exclusivamente para los servidores públicos; nosotros sí estamos obligados a dar a conocer nuestros patrimonios. Por eso no considero conveniente esa propuesta”.

Añadió que la corrupción es la causa principal de la desigualdad económica y social, y si se elimina la primera la otra desaparecerá porque “no va a haber esa acumulación cuantiosa de recursos en pocas manos, mientras la mayoría carece hasta de la lo más indispensable. Pero no es dando a conocer o exigiendo que las personas estén obligadas a decir cuánto tienen. Eso no lo veo adecuado”.

El dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos, consideró que “el que se pretenda fusionar la información y pueda haber un intercambio de datos entre el sistema del SAT y el Inegi, sobre todo si esto puede agregársele los datos de personas, es altamente nocivo para la confiabilidad que los particulares puedan tener en dicha información y a lo que conduciría es que se estuviera falseando por los declarantes la información”.

Por su parte, el coordinador de Morena en la Cámara de Senadores, Ricardo Monreal, dijo que “no existe iniciativa sobre nuevas facultades del Inegi del SAT, así que actuaremos con prudencia y responsabilidad. No abandonaremos el diálogo, que es la mejor vía”.

Y no sólo ello, sino que en Twitter dijo que la propuesta de su propio partido sobre progresividad fiscal “aún no ha sido discutida con las bases del partido”.

El líder nacional del PAN, Marko Cortés, expresó que la propuesta de Morena es inaceptable, por lo que en su partido “la consideramos una medida absurda, propia de regímenes autoritarios”.

Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI, dijo que “es una ocurrencia y un disparate para distraer a la opinión pública del desempleo y de la enorme cantidad de muertos. Atenta contra la privacidad de las personas y violenta sus derechos fundamentales”.

Ángel Ávila, de la dirigencia nacional del PRD, comentó que “es otro intento desesperado de distracción y debilitamiento a otro organismo autónomo”, ya que “al revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas equivaldría a ejercer un terrorismo fiscal y ayudar al SAT a exprimir a las clases medias”.

Por su parte, la diputada de Morena, Tatiana Clouthier, opinó que “no se deben dar más facultades a Inegi y menos si se violenta el uso de datos personales y se atenta contra libertades al acceder sin restricción a cuentas y otros”.

El constitucionalista Diego Valadés, en declaración para El Financiero, afirmó que la propuesta de Ramírez Cuéllar “no tiene en cuenta que la seguridad jurídica es un principio constitucional básico de toda democracia. Si la Constitución fuera reformada en el sentido que se propone, el Estado mexicano se convertiría en un Estado policial. Prefiero creer que esa propuesta es solo un error impremeditado, y no que se trata de un proyecto para substituir la democracia en México”.

Ramírez Cuéllar aclaró en su cuenta de Twitter que la propuesta de Morena no implica que encuestadores del Inegi “ingresen físicamente a las propiedades de los mexicanos, sino que los expertos de dicha institución establezcan una metodología para conocer la concentración del ingreso y medir la desigualdad extrema en el país”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password