Programas de apoyo a las madres de familia registran un subejercicio de 49.2% en el primer trimestre del año

Foto: Getty Images

En el primer trimestre del año, el Gobierno Federal ha ejercido 954.7 millones de pesos en tres programas destinados a apoyar a las madres de familia; esta cifra representa un subejercicio de 49.2%  toda vez que los recursos aprobados para este objetivo fueron por mil 880 millones de pesos para el periodo de referencia.

Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indican que el programa Seguro de Vida para Jefas de Familia, a cargo de la Secretaría del Bienestar, es el que presenta el mayor rezago, pues de los 5.3 millones de pesos que tenía aprobados para los tres primeros meses del año, no ha ejercido un solo peso.

Mientras tanto, para el programa Salud Materia, Sexual y Reproductiva,  tutelado por la Secretaría de Salud, se han ejercido apenas 22.2 millones de los 541.9 que se le aprobaron para el primer trimestre. Esto significa un rezago de 95.9%.

Por lo que respecta al programa Apoyo a Madres Trabajadoras, dependiente de la Secretaría de Bienestar y el cual sustituyó a las Estancias Infantiles, presenta un subejercicio de 30.1% en los 932.5 millones de pesos programados para los primeros tres meses del año.

Consultada al respecto por Excélsior, la economista independiente Adriana Hernández, expuso que en el caso del Seguro de Vida para Jefas de Familia, no existe un padrón actualizado de los beneficiarios, es decir, los hijos menores de edad que han perdido a su madre.

Respecto al programa Salud Materia, Sexual y Reproductiva, explicó que éste ha sido objeto no sólo de subejercicios sino de recortes, pues el presupuesto anual pasó de 2 mil 600 millones en 2020 a 2 mil 44 para el presente año, esto es, se le recortaron 556 millones.

Las principales afectaciones se traducen en que mil mujeres no tendrán acceso a su tratamiento contra el cáncer de mama; 700 contra el cáncer cérvico-uterino y 250 más no accederán a otro tipo de tratamientos oncológicos.

En cuanto al programa de Apoyo a Madres Trabajadoras, aun cuando el gobierno asegura que no está lejos de la meta presupuestal, lo cierto es que los recursos se dedican al gasto operativo y de servicios personales, mientras que la  menor proporción se destinan a los subsidios a las madres beneficiarias.

Sin embargo, la especialista considera que la consecuencia más grave es que las madres trabajadoras no cuenten con un servicio de guarderías para que puedan integrarse sin contratiempos al mercado laboral, que en el fondo permite un empoderamiento de las mujeres.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password