Mantendremos línea crítica al poder, responde Proceso a Gutiérrez Müller y a militantes

Desde la tarde del sábado y durante parte del domingo, seguidores del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, desbordaron las redes sociales colocando el nombre de la revista Proceso como tendencia por más de 30 horas.

En su edición 2192 con la que conmemora su aniversario 42, el semanario dedica su portada al futuro mandatario y en el título principal se lee “El fantasma del fracaso” y como balazo “AMLO se aísla”. Remiten a una entrevista del reportero Álvaro Delgado con el constitucionalista Diego Valadés, quien advierte del riesgo de que el gobierno de López Obrador pueda fracasar si no se apoya en las instituciones y sólo le apuesta a su liderazgo personal.

Los mensajes negativos en contra de Proceso aluden a una “traición” del semanario hacia el próximo gobierno. También recuerdan que López Obrador ganó con 30 millones de votos, lo cual contradice la idea de que “se aísla” que se maneja en la revista.

El director del sitio SDP Noticias, Federico Arreola, fue de los primeros en descalificar a Proceso acusando un “golpe bajo” contra López Obrador y vinculó sus tuits a una columna de su autoría.

El productor Epigmenio Ibarra lanzó la pregunta: Tú también @revistaproceso?

Por otra parte, también hubo mensajes donde se respalda la libertad editorial de Proceso y celebran que mantenga la línea crítica que la ha caracterizado. Asimismo, cuestionan la reacción de los seguidores del futuro presidente.

La esposa de López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller, le entró de lleno a la discusión con un mensaje donde acusa que el “conservadurismo de izquierda y de derecha nubla el juicio y da pie a conjeturas fantasiosas”.

El director de Proceso, Rafael Rodríguez Castañeda, le responde a Gutiérrez Müller que el semanario siempre ha sido crítico al poder y esa circunstancia no cambiará con la entrada del futuro gobierno. Ella contesta que Julio Scherer no habría autorizado la portada y Rodríguez Castañeda le aclara que Scherer nunca “autorizó” las portadas y éste siempre dio total libertad de expresión.

Incluso, dentro de Proceso, se dieron comentarios en contra del planteamiento editorial del número más reciente. El reportero Jenaro Villamil adujo en un tuit que alguien que ganó con 30 millones de voto no puede estar solo.

Después de día y medio en que Proceso fue tendencia, apareció la tarde del domingo el hashtag #AMLOnoEstásSolo para contrarrestar los mensajes de crítica a los seguidores de López Obrador por su reacción hacia la más reciente edición del semanario

https://twitter.com/ClaudiaLizaldi/status/1059309328421871617

No obstante, en este mismo hashtag se encuentran mensajes irónicos e incluso de burla hacia los seguidores de López Obrador.

https://twitter.com/GlodeJo07/status/1059263127068569600

El especialista en redes sociales, Leo García,  encontró que en la promoción de esta etiqueta no sólo participaron usuarios reales, sino que fue alimentada por bots y trolls.

arg

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password