Presupuesto insuficiente para que el Insabi garantice derecho a la salud

Cuartoscuro

Si el objetivo del Intituto de Salud para el Bienestar (Insabi) ha sido garantizar el acceso universal a la salud, el presupuesto que se le ha dedicado no se lo permite, menos aún en el contexto de la pandemia y el aumento en el desempleo y la informalidad, señala un estudio de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

El estudio de Fundar, titulado Desigualdad en el acceso a la salud. Un análisis presupuestario, encontró que, pese a que el Insabi entraba en el segundo año de funcionamiento y aún con la pandemia, en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 2021 no hubo cambios significativos respecto a 2020, aunque se registró una disminución de 1.5 por ciento en la función salud. Además, el presupuesto aprobado para el Insabi registró una disminución de 20.8 por ciento, aunque para 2022 subió en 11.6 por ciento.

En términos de los subsistemas de salud, aunque el Insabi es el que atiende a mayor número de personas, su gasto per cápita es el más bajo. Además, esto ha ocurrido en el contexto de la pandemia, el desempleo y el aumento de personas que no cuentan con seguridad social.

Otro dato destacado por Fundar es que durante el año que termina el gasto per cápita del Insabi fue de sólo 3 mil 58 pesos, en comparación con el del Instituto Mexicano del Seguro Social, que alcanzó los 6 mil 921 pesos, más del doble, lo que ocurre también respecto al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado. La diferencia es mucho mayor en los casos de los subsistemas de Petróleos Mexicanos y de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina.

Para 2022 en el PEF se registró un aumento de recursos para el Insabi, pese a lo cual el gasto per cápita se mantendrá en una cifra mucho menor que los otros subsistemas.

En sus conclusiones, el documento de Fundar destaca que el presupuesto que se ha destinado a salud en los años recientes es insuficiente para garantizar ese derecho para toda la población. Si bien después de haberse alcanzado un pico de 3.1 por ciento del producto interno bruto dedicado al sector en 2009, el presupuesto fue disminuyendo hasta 2.8 por ciento en 2019, con solamente un aumento marginal en el actual gobierno (2.9).

La diferencia entre los subsectores señalada con anterioridad lo que hace es reproducir las desigualdades, por lo que se perjudica a la población más vulnerable.

En la materia, el análisis de Fundar encuentra que “la creación del Insabi no se ha traducido en un aumento presupuestario significativo. De hecho, se observa que los recursos asignados al Instituto en 2021 y 2022 son menores que los que le fueron otorgados en su primer año de operación, pese a la prevalencia de la pandemia y al recrudecimiento de las condiciones de pobreza y carencia en el acceso a derechos sociales”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password