Por desabasto de medicamentos, 24 millones de recetas sin surtir en 2021

Foto: Cuartoscuro

Sólo en 2021, más de 24 millones de recetas del sistema de salud pública del país no fueron surtidas a sus derechohabientes y beneficiarios debido al desabasto de medicamentos en México que para dicho año registró un récord histórico nunca visto.

El informe “Radiografía del Desabasto: Informe de Transparencia 2017-2021” elaborado por Colectivo Cero Desabasto realizado mediante una consulta de fuentes públicas de información y con los datos obtenidos de 188 solicitudes de información a 69 sujetos obligados como instituciones de salud y hospitales, el colectivo indicó que el año pasado el desabasto de medicamentos en el IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena y Semar, las cuales son parte del Sistema Nacional de Salud, fue tan grave que afectó directamente a millones de familias a lo largo y ancho del país.

Los datos del informe revelan que las 24 millones 6 mil 614 recetas sin surtir equivalen a 9.7% del total (247 millones 581,513) de recetas presentadas en estas dependencias, es la cifra más alta de no surtimiento desde el 2017 cuando se presentaron 3.5 millones de recetas; en 2018 fue de 2.9 millones; en 2019 se contabilizaron 7.5 millones y en el 2020 la cifra fue de 18.3 millones.

Por dependencia, es el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) donde más recetas dejaron de surtirse con un total 22 millones 183,671 recetas, esto equivale a que no se surtiera medicamento más de un mes, según el informe; la segunda dependencia es el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores (ISSSTE) con 730,001; le sigue Petróleos Mexicanos (Pemex) con 699,032; la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con 328,376 y finalmente la Secretaría de Marina (Semar) con 65,534.

Respecto a si existen programas alternativos para que las personas puedan surtir sus recetas, Frida Romay Hidalgo, jefa del área de Salud y Bienestar del colectivo Cero Desabasto precisó que los organismos que cuentan con éste son el IMSS, ISSSTE y el Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas.

La activista social reprochó por tanto que, a lo largo de los años, la emisión de vales de canje ha ido en aumento. Por ejemplo, dijo que en el IMSS se nota que el número de vales emitidos ha aumentado considerablemente, pero el porcentaje del canje ha disminuido, esto va estrechamente relacionado con el desabasto”, dijo.

Durante la presentación del informe, Enrique Martínez Moreno, director general del Instituto Farmacéutico (Inefam) reveló que el número de piezas de insumos médicos comprados por el gobierno federal reporta una tendencia a la baja desde el 2018.

En dicho año se compraron más de 1,747 millones de piezas, para el 2019, primer año de la actual administración, la cifra bajó a 1,583 millones, una reducción de 9.4%, no obstante, para el 2020 la tendencia fue la misma, se registró una compra de 1,145 millones de piezas, una caída de 27.7% y para el año pasado hubo otra disminución y la cifra se ubicó en 1,078 millones.

“En el caso de las compras públicas, entre lo que corresponde a esta nueva gestión por parte del actual gobierno y el tema de Covid-19 complican mucho, por supuesto, el hecho de que hacía 2020 y 2021 prácticamente le debemos al sector público en general más de 600 millones de piezas”, refirió.

Especifico que en el lapso del 2017 al 2021 ha crecido “cerca de tres veces” el número de eventos de compra pública de medicamentos mediante la adjudicación directa, la cual inició en 2,658 y se ubicó el año pasado en 7,727, lo que quiere decir que 82.8% se adquirió de esa forma.

“Hay que recordar que en 2021 observamos el proceso de compras a través de la Unops que también tuvo retrasos muy importantes y que me parece que, junto con el Insabi, que entró en la última instancia, de alguna manera fueron copartícipes de que al momento, 2021, puede cerrar como el peor año en cuanto a la adquisición de medicamentos”.

También como resultado del informe, se dio a conocer que las familias que han padecido por la falta de medicamentos han recurrido, en una primera instancia, a presentar quejas ante las instituciones. Durante el año pasado el IMSS registró 11,367 quejas y el ISSSTE 4,168, lo que representa un aumento del 42.8 y 96.3%, respectivamente, en cotejo con el 2020.

Pero ante la falta de respuesta en miles de casos han tenido que recurrir a la interposición de amparos promovidos en contra del Consejo de Salubridad General, acción aumentó en 278% al pasar de 4,227 en el 2020 a 15,980 para el año anterior.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password