Poniatowska en la comedia de equivocaciones de López Obrador

Elena Poniatowska consideró que las conferencias de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador son “un exceso”, “innecesarias y hasta contraproducentes”, “comedia de equivocaciones”, además de que los periodistas hacen “preguntas a modo”. Añadió que con ellas se ha llegado al “hartazgo nacional”.

En una entrevista con Edmundo Cázarez para el sitio Índice Político, la escritora consideró un exceso “tantas mañaneras”, y no sólo eso, sino que afirmó que se obliga a los periodistas a “que vayan todas las madrugadas a hacer preguntas a modo”, lo que “es un abuso del poder presidencial” (curiosamente, al mismo tiempo Poniatowska consideró “buen asesor” al coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, quien es, justamente, el organizador de esas reuniones. La también periodista recordó de dónde viene y cuáles son sus credenciales para el cargo: “Carlos Monsiváis lo estimaba, lo promovía mucho y se lo recomendó a Andrés Manuel”).

Apenas el pasado domingo La Jornada publicó una entrevista que Poniatowka hizo a Alfredo López Austin. Una de las intervenciones de la periodista fue la siguiente: “Pero la nueva costumbre de la mañanera permite que periodistas y otros comunicadores y visitantes puedan preguntar lo que les plazca. ¿No es eso una nueva forma de democracia a la vista de todos?”.

En el contexto de reclamos de López Obrador y sus seguidores por “libertad de expresión” en sus conferencias de prensa  contra las medidas dictadas por el Instituto Nacional Electoral (INE) para detener la propaganda gubernamental en todos los niveles en el periodo electoral, Poniatowska también dijo que esas sesiones presidenciales “son innecesarias y hasta contraproducentes”, en las que el presidente se expone al hablar todos los días. Incluso fue más allá cuando dijo que “se han convertido en una comedia de equivocaciones”.

Añadió que no puede haber una noticia nueva cada día, por lo que López Obrador “siempre repite lo mismo”, lo que ha conducido, dijo la autora del libro Amanecer en el Zócalo (en el que relató el plantón de Reforma que mantuvo López Obrador por el presunto fraude electoral de 2006), “a un grado de hartazgo nacional y de cansancio”.

Comentó: “El presidente López Obrador ya nos tiene a todos al borde de la irritación social”, y aconsejó con contundencia a López Obrador: “Señor Presidente: ya párele con las mañaneras. ¿Acaso no se da cuenta de que hay un hartazgo nacional?”.

Mientras López Obrador y sus partidarios alegan frente al INE que sus conferencias son, según ellos, informativas y no propagandísticas, la autora de Domingo 7 recomendó al mandatario sobre ellas: “Darles un mayor sentido de información, una vez a la semana, y con eso basta”.

La autora del libro infantil El burro que metió la pata también criticó la polarización que ha atizado López Obrador e incluso se situó en un bando no muy querido por el tabasqueño: “Es un terrible y muy lamentable error del presidente López Obrador dividir a los mexicanos entre ‘fifís’ o ‘chairos’.

lopezobrador.org

Añadió: “Elena Poniatowska sí es una periodista ‘fifí’… ¿Y? Hasta un título tengo porque ni siquiera nací en México, nací en París, Francia, y mi apellido proviene de Polonia. Pero amo tanto a este bendito país, que adopté la nacionalidad mexicana y es un gran orgullo para mí”.

En noviembre de 2018, en una entrevista a Carmen Aristegui poco antes de que asumiera el poder, López Obrador definió a la prensa fifí como “un junior de nuestro tiempo, un conservador. Alguien que no quiere un cambio, que está a favor de un régimen autoritario y que simula, finge ser liberal”.

En la entrevista Poniatowska siguió con su autoadscripción: “Soy una de las muchas ‘fifís’, como él nos califica, que lo siguió y que deseó que llegara hasta la Presidencia de la República, y se alegró enormemente cuando  ganó las elecciones”.

La alegría se prolongó hasta la etapa poselectoral: Poniatowska festejó el Día de las Madres de 2019 con un discurso de ocasión en la conferencia de prensa presidencial, en la que invocó repetidamente a su madre, a la que envió el siguiente mensaje: “Es la primera vez que en tantos años un presidente nos llama en una situación, en un lugar cálido, con voz sencilla y con algo que es tan importante: con amor, con cercanía”.

La también autora de La vendedora de nubes continuó en aquella ocasión: “Mira, mamá: yo creo que has de estar muy contenta, has de estar sintiendo que México ha cambiado mucho, que México va por un camino que nunca tú recorriste con los presidentes anteriores, con el gobierno anterior. Mira, mamá: creo que somos muy felices aquí, en este día, entre mariachis y tantos corazones que nos acompañan”.

En la entrevista de Cázarez aquella felicidad ya no aparece tan completa en la autora de Nada, nadie; menos de dos años después Poniatowska dice que López Obrador “no le hace caso a nadie. Ahora es sumamente más difícil acercársele, verlo y hablar con él”.

A la penúltima pregunta, sobre sus memorias, Elena Poniatowska respondió: “Siempre hay algo de uno mismo en los libros que escribe…”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password