Piedra Ibarra fue dirigente de Morena según el propio partido; su legitimidad queda en duda

Imagen: Milenio TV

De acuerdo con la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, hay dos elementos que hacen dudar de la legalidad del nombramiento de Rosario Piedra como titular del organismo. Uno, que fue parte del Consejo Nacional de Morena. Otro, la calidad de su experiencia en el ámbito de los derechos humanos. Según la propia Ibarra, formó parte de “un órgano de dirección de Morena de 2012 a 2015”, pero ya pasaron cuatro años de que estuve, dijo.

Sin embargo, la ley es clara: queda descartado cualquier candidato que sea o haya sido parte de un órgano directivo de un partido político.

Este miércoles, la activista Rosario Piedra, ex candidata a diputada por Morena y ex miembro del Consejo Nacional de dicho partido, tomó protesta como presidenta de la CNDH en el Senado de la República, en medio de gritos y jaloneos entre senadores morenistas y panistas. Esto, tras un muy dudoso proceso electoral, en el que se documentó que el senador Ricardo Monreal cometió fraude.

Luego de tomar protesta, en diversas entrevistas, Piedra Ibarra defendió la limpieza de la elección y aseguró que su militancia partidista no la impide para dirigir la CNDH debido a que ya pidió licencia “como militante de a pie”.

Aseguró también que su antigua posición como miembro del Consejo Nacional de Morena no la descalifica para presidir la CNDH. No obstante, la ley del organismo dice algo diferente.

En el artículo que señala las condiciones que debe reunir el presidente de la Comisión (artículo noveno), se establece:

“El Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos deberá reunir para su elección los siguientes requisitos:

I.- Ser ciudadano mexicano por nacimiento y estar en pleno goce y ejercicio de sus derechos civiles y políticos;

II.- Tener cumplidos treinta y cinco años de edad, el día de su elección;

III.- Contar con experiencia en materia de derechos humanos, o actividades afines reconocidas por las leyes mexicanas y los instrumentos jurídicos internacionales;

IV.- No desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación…”.

Los puntos 3 y 4 se encuentran en duda.

A pesar de que Piedra Ibarra cuenta con una larga trayectoria de activista, eso no la hace especialista en derechos humanos. Es conocedora de su causa, sí. Pero no de la totalidad de la materia y como muestra muy clara está su completa ignorancia sobre los asesinatos de periodistas en el presente sexenio. También, su tajante afirmación de que en esta administración no hay violación de los derechos humanos de los migrantes.

Este miércoles, en entrevista con Carlos Loret de Mola admitió que no sabe lo ocurrido durante este gobierno en materia de asesinatos a periodistas porque “apenas” va a revisar lo que hay en el CDNH. Es decir, no está plenamente informada de lo que, asegura, es su área de especialidad.

El punto 4 es aún más claro, ya que ella fue parte del Consejo Nacional de Morena, aunque ella ha negado que eso signifique ser parte de la dirección del partido. En entrevista con El Universal, dijo:

“El estar en el Consejo Nacional no son puestos directivos, consejera nacional es integrante de un Consejo, pero eso no es ningún puesto directivo, incluso ni ser presidenta del Consejo porque no es un órgano de dirección; los órganos de dirección son el Comité Ejecutivo Nacional o los Comités Ejecutivos Estatales, esos sí son órganos de dirección y de ejecución, lo otro no”, dijo.

No obstante, según el mismo diario, el propio partido Morena señaló a Piedra Ibarra como parte de sus cuadros directivos. “En el último reporte, fechado el 24 de octubre, en el que este partido político comunica al Instituto Nacional Electoral (INE) los nombres de las personas que integran sus órganos de dirección”, Morena menciona a María del Rosario Piedra Ibarra como consejera nacional.

En los estatutos de Morena se detalla que el Consejo Nacional es uno de los órganos de conducción del instituto político y que se tiene la siguiente estructura: asambleas municipales, consejos estatales y uno nacional”.

Es decir, Morena considera a su Consejo Nacional como parte de sus órganos directivos. En el mencionado informe, manifiesta que la actual titular de la CNDH fue electa como Consejera el 20 de noviembre de 2015. Antes, de 2012 a 2015, fue Secretaria de Derechos Humanos, lo cual también la califica como directivo.

Piedra fue militante en activo hasta el 7 de noviembre pasado, en que solicitó licencia en previsión de ser designada titular de la CNDH.

Pero para ella eso no es impedimento.

“Eso es falso, esa información es falsa, yo no formo parte de ningún órgano de dirección, lo que pasa es que andan difundiendo información, tratando de confundir a la población, buscando algún argumento para decir que yo no debo estar ahí. Yo estuve en un órgano de dirección de Morena de 2012 a 2015 —como secretaria de los Derechos Humanos de Morena—, eso es sabido y presenté hace unos días mi licencia ya como militante de a pie, ya nada más era militante, o sea que no estoy en ningún órgano de dirección… hace cuatro años, ya pasaron cuatro años de que estuve”, declaró.

La mencionada ley también establece que para elegir presidente de la CNDH la “Cámara de Senadores procederá a realizar una amplia auscultación entre las organizaciones sociales representativas de los distintos sectores de la sociedad, así como entre los organismos públicos y

privados promotores o defensores de los derechos humanos.

“Con base en dicha auscultación, la comisión o comisiones correspondientes de la Cámara de Senadores propondrá al pleno de la misma o ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, una terna de candidatos de la cual se elegirá a quien ocupe el cargo o, en su caso, la ratificación del titular”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password