Pemex terminará el sexenio sin ganancias, según datos oficiales: se limita a pagar deudas

De acuerdo con información de la propia paraestatal, Petróleos Mexicanos verá el fin del sexenio de Andrés Manuel López Obrador sin poder remontar la espiral de pérdidas financieras que ha registrado desde inicio de la administración, a pesar de las millonarias asignaciones que se le han hecho.

De acuerdo con el Plan de Negocios 2021-2025, el primer balance positivo, es decir, que no reporte pérdida, se verá hasta el año 2024. Se recordará que según las promesas de campaña de AMLO, Pemex sería el motor del desarrollo económico de México y por ese motivo es que se le ha dado total prioridad presupuestal, en detrimento de otras dependencias.

Según las proyecciones realizadas a principios del sexenio, en 2019, para este año, 2021, Pemex ya arrojaría ganancias de 38 mil millones de pesos, pero de acuerdo a las nuevas prospectivas, este año se cerrará con pérdidas de 93 mil millones.

Ni las multimillonarias asignaciones han podido revertir la espiral descendente de la empresa, provenientes del presupuesto federal. El presente año Pemex recibirá alrededor de 8 mil 300 millones de dólares, alrededor de 170 mil millones de pesos, que usará para hacer frente a múltiples deudas, sin lograr que todo ese dinero revierta el déficit financiero que arrastra.

De esta cantidad, y según los Pre-Criterios 2022 publicados por la SHCP a fines de marzo, 96 mil 700 millones serán para amortizar su deuda, ya que la apuesta del gobierno es sanear la misma.

Pero, aunque la cantidad es enorme, aún así no es suficiente para lo que Pemex necesita:  para 2021, Pemex tendría que contar con 6 mil 300 millones de dólares tan solo para amortizar su deuda.

Debido a la situación, la operación 2021 de Pemex se enfocará en la mencionada amortización y en permanecer en el mercado y dejará de lado el propósito de generar ganancias.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha reducido las obligaciones fiscales de Pemex, en otros tiempos una de las principales fuentes de financiamiento de la Administración Pública.

Esto ha implicado que la recaudación realizada por el Sistema de Administración Tributaria haya disminuido, y si a eso se añade que Pemex aporta menos y recibe más, sin generar ganancia, resulta que es una pesada carga para las finanzas del Estado.

Desde que inició el sexenio de AMLO, las calificaciones de Pemex no han hecho más que descender.

El presidente ha intentado revertir la percepción negativa de la paraestatal al anunciar que el próximo año estará en marcha la nueva refinería Dos Bocas y el descubrimiento de un nuevo yacimiento en Tabasco.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password