Otro recuerdito del favoritismo a Riobóo

Da el GDF a la constructora Riobóo, artífice de los segundos pisos, la ampliación del Metrobús; tendrá ocho estaciones más y llegará al Caminero

La empresa constructora Riobóo, que incumplió con la edificación de los puentes peatonales sobre Periférico y se encargó de levantar el segundo piso sobre dicha vialidad, ahora será la encargada de ampliar la línea del Metrobús sobre la avenida Insurgentes. Así lo dio a conocer el secretario de Transportes y Vialidad capitalino, Armando Quintero, quien manifestó que fue la empresa ganadora del proceso de licitación. El funcionario manifestó que de esta forma se cumplirá con el proyecto del jefe de gobierno, Marcelo Ebrard Casaubón, de crear este año dos nuevas rutas del Metrobús en la capital del país. La ampliación de la línea que corre sobre Insurgentes será de Doctor Gálvez, con la terminal El Caminero, que se encuentra a la salida de la carretera a Cuernavaca, tramo en el que se instalarán ocho estaciones. Quintero Martínez dio a conocer que los trabajos inciarán a finales de mayo o principios del mes de junio y, de acuerdo con lo proyectado, serán concluidos a finales del presente año, con el objetivo de que los pueblos de la delegación Tlalpan se comuniquen con mayor facilidad con el centro del Distrito Federal. En el caso de la estación que se ubicará sobre la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comentó que será diferente a las demás, debido a que pretenden que la infraestructura sea acorde con la arquitectura de la máxima casa de estudios del país. En conferencia de prensa, el titular de la Setravi también mencionó que se analiza la posibilidad de realizar un cobro extra a los usuarios que transborden a esta nueva ruta del Metrobús. El funcionario firmó una carta compromiso con la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y concesionarios de las rutas 1, 76 y 11, que cruzan por Insurgentes para la ampliación del Metrobús. Al respecto, manifestó que algunas rutas que circulan por esa arteria restructurarán sus derroteros para evitar el paso por ella con la ampliación del Metrobús, en tanto la Setravi se comprometió a crear un paradero en la estación de El Caminero. En el caso de los camiones de RTP, estos saldrán de la circulación en la zona y se reasignarán a otras de la ciudad, principalmente de alta marginalidad, donde se requieren más unidades. También dijo que se analiza si la ampliación del Metrobús en Insurgentes tendrá algún cobro adicional, pues se trata de un tramo muy largo. En cuanto a la creación de la ruta dos del Metrobús sobre el Eje 4, que circulará de Tacubaya, en la delegación Miguel Hidalgo, a la zona de Tepalcates, en Iztapalapa, informó que la empresa Colinas del Buen ganó la licitación correspondiente para la elaboración del proyecto ejecutivo, y se prevé que los trabajos inicien este mismo año. Respecto del Metrobús en el Eje 4 apuntó que se negocia con 50 por ciento de concesionarios y se espera que cuente con 35 estaciones con asfalto y balizamiento adecuado y camiones articulados. Armando Quintero también comentó que la Setravi analiza presentar una demanda a los diputados locales para una adecuación presupuestal en el caso del Metrobús en el Eje 4, pues, dijo, los 350 millones de pesos autorizados son insuficientes, ya que también se realizará la ampliación del Metrobús en Insurgentes. Oneroso gasto del GDF en obras inconclusas El gobierno de Andrés Manuel López Obrador pagó 162 millones de pesos a José María Riobóo por un proyecto que se ejecutó apenas a la mitad. Es decir, la administración del tabasqueño gastó ese dinero en planos que no se usaron en su totalidad y apenas ejecutó 55 por ciento de lo programado. Originalmente, y como lo menciona el contrato OB/001/ 2002 celebrado el 5 de febrero de 2002 entre el Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación y Rioboó, el empresario fue contratado para hacer el proyecto ejecutivo del segundo piso del Periférico, pero de San Jerónimo al Toreo Cuatro Caminos, y no sólo a San Antonio. Además, lo que cobró incluía la realización de los planos del segundo nivel de Viaducto Miguel Alemán, obra que iría de calzada Ignacio Zaragoza hasta el Periférico Arco Poniente, y que finalmente no se materializó. A pesar de ello, el gobierno local le entregó por adelantado 131 millones de pesos. Sin embargo, el 2 de enero de 2003, el GDF modificó el contrato, a raíz de la prohibición de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a las dependencias, órganos desconcentrados, delegaciones y entidades para ejercer recursos destinados a la construcción de obras. El nuevo convenio asignó a Rioboó la tarea de hacer el proyecto del Distribuidor Vial San Antonio y “obras complementarias” para el Heberto Castillo. La ejecución de la obra original había sido eliminada. En una nueva alteración, fechada el 26 de diciembre de 2003, se le adjudicaron de manera directa al empresario los proyectos para las obras del Eje 5 Poniente. En el convenio especial OB-001-2002 FIMEVIC C-E se autorizó la construcción y supervisión de tres deprimidos y dos puentes vehiculares en esa vialidad, así como la de ocho puentes y un deprimido en la avenida Francisco del Paso y Troncoso, que forma parte del Eje Troncal Metropolitano. Gracias a estas modificaciones Rioboó ya no se vio obligado de cumplir con el contrato original.

Nota de La Crónica de hoy publicada el 23 de marzo de 2007

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password