Otorga Conaliteg contratos por 463 mdp a empresas de “amigos” de su director

Foto: Internet

La Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) ha otorgado 13 contratos por un monto de 463 millones de pesos a dos empresas cuyos accionistas formaban parte de la asociación civil Amigos de la Letra Impresa, en la que también participaba Miguel Antonio Meza Estrada, director del órgano responsable de la edición los textos escolares.

Los contratos fueron asignados directamente, sin licitación, a las empresas Litografía Magno Graf S. A. de C. V. y Grupo Bio Pappel. La primera es propiedad de Armando Prida Huerta, cuyo nombre figura junto con el de Meza Estrada en el acta constitutiva de la mencionada asociación civil, creada en 2006 y cuya finalidad era “promover la lectura y escritura, así como fomentar y llevar a cabo intercambios académicos con profesionales de la educación”.

Litografía Magno Graf S.A. de C.V., ha sumado desde 2019 un total de 12 contratos por adjudicación directa por un monto de 459 millones de pesos por adjudicación directa. El servicio prestado fue la impresión de libros de texto de educación básica, libros para escuelas de tiempo completo, de telesecundaria, de educación indígena y de convivencia escolar, según consta en los documentos disponibles en la plataforma Compranet.

De acuerdo con una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI),  esta empresa se ha visto envuelta en irregularidades. En 2002, Miguel Antonio Meza Estrada como Armando Prida Huerta fueron investigados por la Procuraduría General de la República (PGR), luego de que el entonces titular de Conaliteg, Jorge Velasco y Félix denunció que la venta de libros de texto que Litografía Magno Graf hizo a la dependencia en 1999, tuvo un supuesto sobreprecio de mil millones de pesos. En aquel año, Meza Estrada  había ocupado por vez primera la dirección de la Conaliteg  en el sexenio de Ernesto Zedillo. A Litografía Magno Graf también se le señaló por imprimir propaganda de la campaña presidencial de Francisco Labastida en el año 2000, con papel pagado por Conaliteg.

Por lo que respecta a Grupo Bio Pappel, el mayor fabricante de papel en México,  es propiedad de Miguel Rincón Arredondo, compadre del presidente Andrés Manuel López Obrador e integrante de su Consejo Asesor. Su hermano Martín Rincón, quien funge como director de Competitividad y Sustentabilidad de la firma, también participó en la asociación Amigos de la Letra Impresa.

Cabe recordar que en abril de 2019, la empresa, a través de su filial Bio Pappel Scribe, había recibido un contrato por 221 millones de pesos para proveer de papel a Conaliteg, sin embargo fue cancelado tras conocerse el vínculo de Miguel Rincón con el presidente López Obrador. Sin embargo suscribió otro por 3 millones 825 mil pesos para la adquisición de papel y cartulina, el cual sigue vigente.

Miguel Antonio Meza no incluyó en su declaración de conflicto de intereses la información sobre su cargo en Amigos de la Letra Impresa A.C., de la que en 2015 todavía se ostentaba como presidente del patronato.

Consultado por MCCI, Meza Estrada negó que exista conflicto de intereses en la adjudicación de contratos a Litografía Magno Graf y alegó que ésta como todas las empresa del ramo, tienen derecho a participar en las compras gubernamentales, si cumplen con lo establecido en la ley. Asimismo, aseguró que él no incide en la decisiones relacionadas con la asignación de contratos y que estos procedimientos son revisados por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

MCCI también documentó que otro de los integrantes de la asociación Amigos de la Letra Impresa es Víctor Manuel Torres Pineda; hoy ocupa el cargo de Director Técnico en la Conaliteg. Otra más es Oscar Arturo Romero Rojas, actual Jefe de Servicios de Orientación y Vinculación en el ISSSTE.

Consultar investigación completa aquí.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password