Opositores en Nicaragua exigen a AMLO que condene al régimen de Daniel Ortega

El portavoz del partido opositor nicaragüense Unamos, Héctor Mairena, exigió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que condene con toda claridad el régimen dictatorial de Daniel Ortega ante las acciones represivas que dicho gobierno ha tomado en contra de sus críticos.

Mairena recordó que de manera histórica México ha sido solidario con las luchas “por la libertad” en todo el mundo. “En nombre de esa tradición, nosotros pedimos al gobierno de México, y solicitamos a la sociedad mexicana que le diga al gobierno del presidente López Obrador que adopte una posición más clara y explícita frente al régimen de Daniel Ortega”.

En un contexto de denuncias y críticas de gobiernos y organismos internacionales por el recrudecimiento de la represión en Nicaragua y mientras en Cuba se registra una situación semejante, Mairena señaló que el gobierno mexicano no ha condenado explícitamente la represión del gobierno de Daniel Ortega ni ha apoyado las acciones que se buscan implementar desde la Organización de Estados Americanos.

Recordó que México retiró a su embajador en Nicaragua el pasado 21 de junio, pero que aún así se requiere un posición más firme.

“Nosotros quisiéramos ver que, en las próximas sesiones de la OEA, el gobierno de México tenga una posición clara, de explícita condena al régimen de Daniel Ortega, al igual que lo esperamos de Argentina”, dijo.

El 15 de junio, el gobierno de México emitió un comunicado conjunto con el gobierno de Argentina en el que si bien condenó en términos generales la represión política donde quiera que ésta tenga lugar, rechazó el proyecto debatido ese día al interior de la Organización de Estados Americanos para aplicar a Nicaragua la Carta Democrática Interamericana por la represión a la oposición en un contexto preelectoral.

El posicionamiento formal de México fue que “no estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia”.

“Expresamos nuestra disposición plena para colaborar constructivamente. Estamos convencidos de que esta situación será superada por las y los propios nicaragüenses, resguardando la convivencia pacífica, la división de poderes, el respeto a las minorías, las garantías constitucionales y, en general, el pleno respeto de todos los derechos humanos”.

Y, desde las conferencias mañaneras el presidente López Obrador se ha limitado a pedir que haya “paz” y a manifestar que la postura de México es la del no intervencionismo en asuntos políticos de otras naciones.

Diez días después del comunicado emitido respecto al proyecto de la OEA, AMLO dijo que “consideramos que se deben de garantizar las libertades y que no debe de haber represión en ninguna parte, ni en Nicaragua, ni en Colombia, ni en ningún país del mundo se debe optar por la fuerza”.

Pero esta clase de declaraciones no tienen fuerza alguna, si dentro de la OEA, el gobierno mexicano no apoya iniciativas de sanción internacional al régimen orteguista, a lo cual se negó la administración de López Obrador.

Mairena dijo este 13 de julio que el “factor internacional” es esencial para restablecer la democracia en Nicaragua, país en el que actual gobierno ha recrudecido la represión en contra de opositores para buscar la continuidad en el poder.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password