ONU condena asesinato de Valdivia; en México, casi la cuarta parte de crímenes contra reporteros en el mundo en 2020: RSF

EFE

La ONU condenó el asesinato del periodista Julio Valdivia y demandó la investigación del crimen, al igual que Reporteros Sin Fronteras (RSF), cuyos datos indican que casi la cuarta parte de los asesinatos de periodistas en el mundo en 2020 han ocurrido en México.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó el asesinato de Julio Valdivia, manifestó su solidaridad a familiares, amigos y colegas, y llamó a las autoridades a investigar el crimen “de conformidad con los estándares de debida diligencia” para que no quede impune, para lo cual deben tomar en cuenta todas las líneas de investigación, entre las que se debe incluir su labor periodística.

Según expresó Jesús Peña, representante adjunto de la ONU-DH en México, “el asesinato del señor Valdivia y la brutalidad con que se cometió nos recuerdan la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran muchos periodistas en México, quienes enfrentan serios riesgos por realizar una actividad fundamental para la vida democrática del país como es informar sobre lo que sucede”.

Por su parte Emmanuel Colombié, director de RSF en América Latina, expresó sobre el crimen que “un acto tan salvaje como este no puede quedar impune. Las autoridades de Veracruz deben identificar lo antes posible a los autores materiales y a quienes ordenaron este asesinato, y encauzar su investigación hacia el móvil profesional”.

Al respecto RSF recordó que Valdivia se había dedicado a la llamada “nota roja”, y que su último reportaje, del pasado el 7 de septiembre pasado, fue sobre un conflicto entre la policía y un grupo criminal local.

Sobre las amenazas que ya había recibido Valdivia, RSF recordó que en 2015 el periodista fue beneficiario de algunas medidas de protección de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) después del asesinato de uno de sus compañeros, Armando Saldaña Morales (este hecho no fue mencionado en el comunicado de ayer de ese organismo). Sin embargo, esa protección le fue retirada y el periodista no había reportado alguna otra amenaza.

Colombié añadió: “La violencia que están sufriendo los periodistas de Veracruz desde hace más de una década es absolutamente espantosa. Hacemos un llamado a las autoridades locales y federales para que analicen la situación extremadamente vulnerable de los trabajadores de la información y hagan cuanto sea necesario para garantizar la seguridad de todos los periodistas de la región”.

RSF tiene ya reportados cinco asesinatos de periodistas en México en este año. Los anteriores fueron  María Elena Ferral Martínez, en Veracruz, el 30 de marzo; Víctor Fernando Álvarez Chávez, en Guerrero, el 11 de abril; Jorge Miguel Armenta Ávalos, en Sonora, el 16 de mayo, y Pablo Morrugares Parraguirre, en Guerrero, el 2 de agosto.

En su barómetro de las violaciones de la libertad de prensa en el mundo, RSF reportaba hasta ayer 20 periodistas asesinados, al que ahora se debe sumar el caso de Valdivia, por lo que los números actualizados ya son 21 los periodistas ultimados durante este año, de los que cinco (23.8 por ciento, casi una cuarta parte) son mexicanos. A México le sigue Irak, con cuatro homicidios contra periodistas.

Al respecto, RSF menciona que el año pasado 10 periodistas fueron asesinados en México, “lo que convirtió a México en el país más mortífero del mundo para la profesión”.

También la Delegación de Veracruz del Club de Periodistas de México solicitó al presidente André Manuel López Obrador y al gobernador Cuitláhuac García su intervención para esclarecer el crimen y que caiga todo el peso de la ley contra los responsables. Además, llamaron a las autoridades “para que ofrezcan garantías de seguridad a la libertad de prensa, solicitamos un trato digno para los trabajadores de la información y el total respeto al ejercicio periodístico. Necesitamos urgentemente un alto a la violencia contra la prensa”.

En Xalapa y Córdoba hubo manifestaciones de protesta por el crimen contra Julio Valdivia.

Durante su conferencia de prensa, López Obrador dijo que conoce Tezonapa, el municipio donde ocurrió el asesinato, y expresó su opinión sobre el riesgo del ejercicio del periodismo en ese y otros lugares del país: “Conozco Tezonapa, y sé de la importancia que tiene el periódico, El Mundo, de Córdoba. Y lo heroico que es hacer periodismo en esa región, como en otras del país”.

También dijo que es un deber del gobierno realizar la investigación y castigar a los responsables de ese y otros casos de asesinatos de periodistas.

Por su parte, el coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, condeno el asesinato de Valdivia, y tuiteó que “este crimen, ni ninguno otro que atente contra la labor periodística puede quedar impune. El @GobiernoMX trabaja para proteger la labor de periodistas y castigar los ataque a la libertad de expresión”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password