Oficio de Hacienda evidencia que Gobierno de México generó desabasto de medicinas por nueva estrategia de compras

Foto: Reuters

La nueva estrategia de compras instrumentada desde la Secretaría de Hacienda, es la causa principal del desabasto de medicinas, según se desprende de un documento oficial que la Oficialía Mayor de dicha dependencia envió a las diversas instituciones de salud.

En su columna de este martes en El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola dio a conocer el contenido del oficio dirigido a la dirección de administración del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el cual se admite que existe desabasto de fármacos y que esta situación puede prolongarse por lo menos hasta marzo, por lo que en ese periodo los hospitales públicos tendrán que enfrentar esta problemática con los recursos de que dispongan.

Señala que el documento demuestra que la estrategia del Gobierno de México, consistente en concentrar las compras en la Oficialía Mayor Hacienda para ahorrar dinero y acabar con la corrupción, no ha funcionado y que los argumentos que desde la Presidencia de la República se han esgrimido para justificar esta situación no son ciertos.

“Eso de decir que es un asunto sólo del Hospital Infantil Federico Gómez, o que es culpa de un complot de farmacéuticas, o que es por algún directivo hospitalario corrupto, son mentiras. Deja en claro lo que los responsables de otras instituciones del sector han venido señalando desde el año pasado: el método de compra no se ha hecho correctamente y son los usuarios de clínicas y hospitales públicos los que pagan los platos rotos”, destaca el columnista.

Añadió que el documento con fecha del 22 de enero de este año, está firmado por Thalía Concepción Lagunas Aragón, Oficial Mayor de Hacienda y en él se notifica a José Antonio Olivarez Godínez, director de Administración del IMSS, que las entregas a las instituciones de salud de lo adquirido en la compra consolidada efectuada en noviembre de 2019, comenzarán hasta marzo de 2020 por lo que en ese periodo cada organismo o institución deberá recurrir a otros mecanismos para atender la demanda de medicamentos y otros insumos, ya sea ampliar con los proveedores los contratos suscritos el año pasado o bien, solicitarles entregas anticipadas a cuenta de las que habrán de entregarse a partir de marzo.

“Por lo tanto, en caso de haber agotado las acciones antes señaladas, y existan medicamentos y material de curación que no cuenten con instrumentos jurídicos para la adquisición de los mismos, las instituciones deberán llevar a cabo las acciones necesarias para garantizar la atención de la población”, se lee en el documento que puede consultarse aquí.

Loret de Mola concluye que si bien es plausible la intención gubernamental de terminar con la corrupción, es su obligación instrumentar con eficiencia y planeación las nuevas estrategias a fin de garantizar en todo momento el abasto de medicinas a los usuarios de los servicios públicos de salud, quienes han sido los que han pagado las consecuencias de una decisión mal instrumentada.

“La respuesta desde Palacio Nacional a las protestas de los usuarios del sistema de salud es acusar de corruptos a directores de hospitales, sin pruebas, y anunciar investigaciones de la Secretaría de la Función Pública. También alentar campañas de ataques en redes sociales contra los médicos señalados. Un documento desmonta el engaño”, concluyó.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password