Con más de 100 mil occisos, secretaria de Seguridad alaba política de “abrazos, no balazos”

Según Rosa Icela Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), la política enunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador como “abrazos, no balazos” ha permitido evitar muertes de inocentes gracias al “uso de la inteligencia”. Mientras tanto, en el gobierno actual se han registrado más de 103 mil muertes por violencia.

En su comparecencia ante la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, Rodríguez hizo una alabanza de la muy criticada estrategia del “abrazos, no balazos”, sustentada en la inteligencia, aunque sin aportar mayores datos para sostener su aseveración.

“Hemos dejado atrás las incursiones reactivas. Este gobierno no afecta a la población civil. La política de ‘abrazos no balazos’ es sinónimo del uso de la inteligencia. ‘Abrazos no balazos’ nos ha permitido que no haya más decesos de personas inocentes”, afirmó la funcionaria.

Acerca de la inteligencia, cuyo uso no se notó, por ejemplo, en el llamado “culiacanazo”, aseguró que los operativos contra el crimen organizado “se realizan de manera estratégica”.

Además, presumió con el actual gobierno el país cuenta con elementos estructurales, está mejor preparado y con resultados. “No son promesas: son hechos”, dijo la secretaria.

Sobre los asesinatos en el país se debe mencionar que entre el 1 de diciembre de 2018 y el 21 de octubre de este año se habían reportado 103 mil 300 homicidios dolosos, 29 homicidios por cada 100 mil habitantes. La de asesinatos es una cifra superior a las registradas en la misma medida de tiempo de los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa (39 mil 672) y de Enrique Peña Nieto (64 mil 145).

Para cuando menos matizar lo referente al “abrazos, no balazos” vale citar que, hace unos días, Animal Político mostró el índice de letalidad de los enfrentamientos entre militares y sus presuntos agresores: entre enero de 2019 y agosto de 2021 ha habido 641 choques armados, en los que han resultado muertos 21 soldados contra 515 civiles que presuntamente los atacaron.

Así, por cada militar muerto en enfrentamientos en este gobierno, han caído 24 agresores en promedio. Esa cifra supera las registradas en los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, en los que se registraron 19 y 12 civiles muertos por cada militar fallecido, respectivamente. En este aspecto, han aumentado los balazos y no precisamente los abrazos entre el Ejército, al que en este gobierno se le han dado mayor participación en las tareas de seguridad pública.

Rodríguez también afirmó que en la primera mitad del actual gobierno se ha detenido a 2 mil 553 personas por delincuencia organizada, de los cuales 879 eran objetivos criminales generadores de violencia, pertenecientes a diversas bandas.

La funcionaria federal también se congratuló de la creación de la Guardia Nacional, la institución de seguridad pública más grande de la historia de México y que, además, tiene la confianza de 77.7 por ciento de los ciudadanos.

Pero muchas veces la Guardia Nacional es mucho más que abrazos: según datos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de agosto de este año, entre enero de 2020 y junio de 2021, se habían presentado 591 quejas por presuntas violaciones a esas garantías por parte de ese cuerpo de seguridad. Las denuncias incluyen desde trato cruel, inhumano y degradante, hasta asesinato, pasando por detenciones arbitrarias, tortura y desapariciones forzadas.

Contra otro participante fundamental en la seguridad pública, el Ejército, en el mismo periodo se habían presentado mil 63 quejas por las mismas presuntas violaciones a los derechos humanos.

“Abrazos, no balazos”, postuló López Obrador. A medio camino, más de 103 mil occisos en México.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password