Difundir “notas hirientes” en contra del gobierno es “terrorismo”, afirma el subsecretario Peralta

El subsecretario de Gobierno, Ricardo Peralta Saucedo, advirtió que “difundir notas hirientes”, interpretar de manera “laxa” los comunicados de gobierno  y utilizar las redes sociales para generar noticias falsas “se puede configurar como terrorismo” y merece “prisión preventiva oficiosa”

El lunes pasado, en un artículo publicado en Excélsior titulado Terrorismo politiquero, el funcionario lanza un mensaje de advertencia hacia quienes difunden notas creadas para desestabilizar la Cuarta Transformación que “millones quisimos”.

Este texto se publicó el mismo día en que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador difundió un estudio de cuentas de Twitter que responsabilizó al hijo del ex presidente Felipe Calderón–Luis Felipe Calderón–de ser parte de una red de cuentas que atacan al gobierno.

Peralta criticó la “apuesta directa a la venta de notas sensacionalistas” y notas falsas” que “marcan y afectan la percepción del país nacional e internacionalmente”. Coincidentemente, Peralta se reunión la semana pasada con el productor Epigmenio Ibarra, a quien colmó de elogios. El productor de televisión es uno de los más señalados impulsores de fake news en Twitter, pero siempre a favor del presidente.

Por supuesto, en su texto el funcionario únicamente alude a las noticias falsas y sensacionalistas que van en detrimento del régimen de López Obrador, y nada dice de los miles de textos, videos, tuits y posts en Facebook producidos por la red de “Youtubers de izquierda” que lanzan afirmaciones falsas, sensacionalistas o engañosas todos los días, pero siempre en contra de los enemigos del gobierno o a favor de éste último.

“Crear ambientes de duda entre colaboradores, difundir notas hirientes para dividir equipos de trabajo y hasta contar con toda una infraestructura mediática y de redes para generar noticias falsas se puede configurar como terrorismo”, asegura, creando así un precedente para justificar la persecución de opositores, específicamente cuando habla de “notas hirientes”.

El abogado aprovecha su calidad de experto para imbuir la idea de que las críticas al régimen (bajo la presentación de “notas hirientes”) son un delito. Agrega que “el delito de terrorismo está considerado como un delito contra la seguridad de la nación, tipificado en el artículo 139 del Código Penal Federal (CPF) donde impone una pena de quince días a cuarenta años y cuatrocientos a mil doscientos días multa”.

Es terrorismo quien realice actos que intencionalmente “produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional”, pero, agrega “si además, hay señales de vicios golpistas, podrán ser considerados como traición a la patria, sedición o motín”.

Hay que recordar que a fines de la semana pasada, el presidente habló de la posibilidad de un golpe de Estado en su contra y es así que el obsequioso funcionario responde hablando de cárcel a terroristas y golpistas.

“Para nadie es una sorpresa, la cantidad de recursos existentes para crear tendencias artificiales en redes a través de “bots” –o simplemente pagando el trending topic–, lo hacen para lograr triunfos pírricos de instantánea y desechable fanfarronería”.

Lo que el funcionario no dijo es que son cientos (quizá miles) las cuentas afines a Morena, a la RedAMLOVE y a la Cuarta Transformación las que participan en tendencias dirigidas en contra de opositores al gobierno utilizando bots.

Y, virtuosamente declara: “Así, las posturas de los que añoran desestabilizar nuestra patria, se encontrarán con un Estado respetuoso de las leyes y los derechos. Muy firme contra quien desee quebrantar la paz que los mexicanos hemos construido”.

Finaliza diciendo que la transformación por la que “millones” votaron no se detendrá. En todo el país, dice, “los mexicanos decidimos enviar a la extinción al neoliberalismo”.

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password