Premio Nacional de Protección Nacional

“No es verdad” y “absurdo”, lo dicho por Roberta Jacobson: Felipe Calderón

Embajada de Estados Unidos

En una carta dirigida al director de Proceso, Felipe Calderón Hinojosa desmiente haber contado con información sobre nexos de Genaro García Luna con el narcotráfico, además de otras aseveraciones de Roberta Jacobson, exembajadora de Estados Unidos en México, sobre el asunto.

La respuesta del político mexicano se da por la entrevista que J. Jesús Esquivel hizo a Jacobson publicada ayer en Proceso, titulada “Conocíamos las andanzas de García Luna… pero debíamos trabajar con él”.

Sobre la afirmación de Jacobson de que el entonces Presidente de la República sabía de nexos de secretario de Seguridad Pública con el narcotráfico, el exmandatario dice categóricamente que eso “no es verdad”, y que no hubiera permitido que ningún funcionario de su gobierno tuviera tal tipo de vínculos.

Para ejemplificar lo anterior, Calderón Hinojosa explica que buena parte de lo dicho por Jacobson corrobora lo que él ha señalado con anterioridad: “Que había rumores o información que nunca fueron confirmados por fuentes imparciales o sostenida por evidencia incontrovertible sobre Genaro García Luna”.

El expresidente incluso señala que en otros textos de esta cobertura se señala la opinión positiva que otros funcionarios estadounidenses tuvieron acerca del entonces secretario de Seguridad Pública.

Además, señala como absurdo que si el gobierno de Estados Unidos, a sabiendas de las presuntas actividades ilícitas de García Luna, hubiera continuado respaldando al gobierno de México mediante, por ejemplo, la Iniciativa Mérida (en la que tuvo participación Jacobson): “¿Cómo explicar que a través de esa iniciativa se dotó de importantes dispositivos y tecnología de inteligencia de vanguardia, armamento y equipo militar, incluyendo varios helicópteros Sikorsky a la Secretaría de Seguridad Pública?”.

Para apoyar su argumento, añade que la propia exembajadora dice que “el Departamento de Estado estaba obligado a cerciorarse de que el equipo militar… no hubiera sido utilizado para favorecer y facilitar el trasiego de drogas”.

El hoy líder de México Libre resalta los altos niveles de colaboración que durante su gobierno alcanzaron México y Estados Unidos, un grado de cooperación “sin precedentes”, escribe Calderón.

Al respecto pone énfasis que las diversas instancias del gobierno norteamericano interactuaban con varias dependencias del gobierno mexicano y que incluso “en muchos operativos en que se requería las agencias estadounidenses optaban discrecionalmente por la interlocución uno a uno” con instituciones mexicanas como las secretarías de Gobernación, Relaciones Exteriores, Seguridad Pública de la Defensa y Marina, así como con la Procuraduría General de la República y el Centro de Información y Seguridad Nacional.

El expresidente concluye su alegato señalando que si el gobierno norteamericano “hubiera tenido información procesable contra cualquier alto funcionario mexicano, esa información debería haberse comunicado a mi gobierno a través de alguno de los robustos canales de comunicación que teníamos. Eso no ocurrió”.

En 2007 Jacobson fue vicesecretaria adjunta para asuntos con Canadá y México, y posteriormente, entre 2010 y 2011, fue vicesecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, además de coordinadora en jefe para iniciativas de seguridad ciudadana. También tomó parte en el desarrollo de la Iniciativa Mérida que se implementó en nuestro país.

En marzo de 2012 fue nombrada secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental.  Fue embajadora en México entre 2016 y 2018.

Al despedirse del país, en mayo de 2018, Jacobson dijo: “Salgo de México con un dejo de tristeza y un profundo sentimiento de aprecio por este maravilloso país y su gente. Creo que hemos avanzado en la relación de manera muy profunda. No digo adiós, sino hasta luego”.

Ha vuelto.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password