Niega AMLO tener escoltas armados y minimiza incidente en Morelos; la gente me cuida, asegura

Foto: Cuartoscuro

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, negó que en sus giras lo custodie personal armado y afirmó que tomó la decisión de no tener guardaespaldas. Según dijo, a su alrededor solo está su ayudantía, que cuida que no lo apachurren y le auxilia para recoger los documentos y cartas que le entregan en los sitios que visita.

“Yo he tomado la decisión de no tener escoltas que no haya personal armado, no tengo guardaespaldas. Es una ayudantía, por lo general son mujeres que me apoyan, como su nombre lo indica es un ayudantía porque me entregan documentos  y escritos y me están apoyando siempre. También procuran que no me apachurren, pero no tienen armas”, sostuvo.

Cuestionado sobre el video que circuló en redes sociales donde se aprecia que un hombre sacó un arma cuando un grupo de manifestantes protestaba cerca de él durante su gira en Morelos, el mandatario señaló que probablemente fue gente de seguridad el gobierno estatal porque cada gobernador tiene su forma para cuidarse.

“Como yo tengo que ir a los estados, y van los gobernadores, cada quien  tiene su estrategia; no es nuestro caso”, indicó.

López Obrador minimizó el incidente en la gira donde un grupo de personas lo acusó de mentir y traicionarlos. Consideró son gajes de los oficio y aseguró que se trata de una organización que tenía “tratos” con el gobierno anterior. Sostuvo que su administración ya no resolverá las inconformidades con dinero como antes se hacía y eso le redundará en ahorros que pueden traducirse en apoyos.

“Lo de los gritos de ayer, yo les diría que son gajes del oficio. Hay una inconformidad de ese grupo porque antes tenían un trato con el gobierno; es esta organización la UNTA y ya no hay esa relación. Entonces por eso su actuación, pero tenemos que tener paciencia  Además son gritos que representan ahorros importantes, porque si hubiesen esos gritos tendríamos que estar resolviendo esas inconformidades con dinero.  Los gritos los convierto en becas. Nada más que no se pasen”, advirtió.

El presidente comparó este tipo de manifestaciones con la línea editorial de algunos medios de comunicación que lo critican porque, según él, ya no existen los acuerdos de antes.

“Sí, es un poco con todo lo respeto como la inconformidad en algunos medios, o sea, son líneas ágatas en contra porque no hay la misma relación que había antes. Pero no pasa absolutamente nada”.

Descartó reforzar su seguridad y afirmó que la gente lo protege. Desde su perspectiva, la agrupación que protestó en su contra no es de Morelos y refirió que aun cuando tuvo la opción de pasar por un lugar distinto a donde estaban los manifestantes, no lo hizo porque él nunca saldrá por la puerta de atrás en ningún lado.

“La gente me cuida y lo de ayer, por ejemplo, es un grupo que ni siquiera la mayoría eran de ahí. Me consta porque entré caminando y salí también caminando. Me gritaron a la entrada y a la salida también en el mismo lugar. Había posibilidad de irse para otro lado, pero dije “No, salimos por donde entramos. El presidente de México no puede salir por la puerta de atrás, nunca”, sentenció.

El titular del Ejecutivo relató que sin saber quién era, le dijo al líder de la UNTA que su gobierno ya no lo dará dinero a alguna agrupación. Aseguró que de haberlo sabido no le hubiera dicho eso por no herir susceptibilidades y porque, aceptó, es de mal gusto.

“Sin darme cuenta le dije a uno “ya no va a haber dinero, háganle como le hagan, no va a haber dinero para las organizaciones, va a ser a la gente, a los campesinos”. Y no sabía yo, lo digo de manera sincera, que era el dirigente de la organización, hasta después. Si no, no se lo digo, es de mal gusto. Cuando me subí a la camioneta, se subió Jesús que sí lo conoce y me dice que es el dirigente. Bueno, pues ya ni modo, ya estuvo”, señaló.

Aseguró que la gente de los municipios que visitó está muy contenta y que incluso se disculparon con él por las protestas de la UNTA. No obstante, recalcó que respetará el derecho a disentir y descartó cambiar su manera de conducirse.

“Pero la gente en Ayala y en Anenecuilco, muy bien, muy contenta, con mucho respeto, apenados por lo que fue a hacer este grupo, ofreciéndome disculpas y todo. La gente de Ayala y Anenecuilco estaba muy contenta, es gente muy buena, como todo el pueblo. Estas son reacciones de quienes no entienden que esto ya cambió, pero también hay que ser tolerantes y garantizar el derecho a disentir. Y aguantar, ¿Qué puede pasar con dos o tres gritos? Nada.  Ojalá haya respeto, eso es lo único. Pero no vamos a cambiar, vamos a seguir de la misma manera”, enfatizó.

Cabe mencionar que tanto en el sitio de la Presidencia de la República como en la página oficial de Andrés Manuel López Obrador, se omitió de la versión estenográfica este segmento de la conferencia de prensa.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password