breaking news New

Moody’s coloca bonos del aeropuerto casi hasta lo más bajo

Hoy la calificadora Moody’s, después de la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, consideró que no hay claridad en los siguientes pasos que dará el próximo gobierno del país, por lo que el riesgo de un eventual no pago de sus bonos ha aumentado.

Por lo anterior, decidió degradar los bonos del NAIM y darles una perspectiva negativa. De esa forma su nota pasó de categoría Baa1 a Baa3. Ello significa que los deja a un escalón del llamado “grado especulativo” o “basura”.

Moody’s asigna un número a las notas, donde 1 es mejor y 3 es peor.

Por si fuera poco, le puso la calificación de “en revisión para una mayor baja”.

En un informe, Moody’s comentó que “la acción de calificación de hoy resulta del anuncio de que el nuevo gobierno mexicano que asumirá el cargo el 1 de diciembre de 2018 no continuará con la construcción del nuevo aeropuerto“.

El proyecto de la nueva terminal aérea consideró la emisión de bonos verdes en el extranjero por 6 mil millones de dólares.

Los bonos, usados para obtener financiamiento para la obra, esperan rendimientos a través de la Tarifa de Uso del Aeropuerto (TUA), que se cobra tanto en el aeropuerto Benito Juárez como se haría en el nuevo en Texcoco.

La calificadora consideró que el cobro de la TUA soportó el pago de los papeles y que el aumento en el tráfico de pasajeros ayudó a que creciera, pero no cree que esos recursos crezcan ante la decisión tomada por el próximo gobierno.

Moody’s añadió que no se conocerán más detalles de la decisión de la futura administración hasta el próximo 1 de diciembre, por lo que la baja en la calificación y la perspectiva negativa refleja la incertidumbre generada.

arm

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password