Ministro de Relaciones Exteriores catalán condena abusos cometidos en la Conquista

@AlfredBosch

El ministro de exteriores del gobierno catalán, Alfred Bosch, condenó los abusos cometidos contra los pueblos originarios de América durante la Conquista, hace más de 500 años.

El líder separatista dijo que los catalanes deben condenar y deplorar las muerte de millones de personas y la desaparición de culturas enteras, luego de la interpelación que le hizo un diputado del partido nacionalista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que declaró que los catalanes debían pedir perdón por su papel en la conquista en el tráfico de esclavos.

“A los pueblos indígenas de las Américas, a los países del Continente Americano y en concreto también a una persona que lo ha solicitado, al Presidente de los Estados Unidos de México, Andrés Manuel López Obrador, que vaya por delante, que vaya por delante nuestra condena a los abusos cometidos contra las poblaciones y los pueblos originarios de América y de las Américas porque debemos condenar y deplorar la muerte de millones de personas y la desaparición de culturas enteras”, declaró en español Alfred Bosch.

“Nunca más la barbarie, nunca más la dominación, nunca más la atrocidad”, agregó.

En su breve mensaje, el ministro catalán no hizo referencia al Tratado Santa María-Calatraba, el cual fue firmado por México y España el 29 de diciembre de 1836 donde acuerdan el “total olvido de lo pasado, y una amnistía general y completa para todos los mexicanos y españoles”.

El pasado 25 de marzo, cuando trascendió la petición de disculpas de López Obrador, el gobierno español de Pedro Sánchez la rechazó al señalar que la conquista “no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas. Nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria”.

Asimismo, el Vaticano, a quien también se le envió una carta para solicitar las disculpas públicas, recordó que en julio de 2015, en su viaje a Bolivia, el papa Francisco pidió “humildemente perdón” no sólo por “las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password