Premio Nacional de Protección Nacional

Minimiza AMLO descalificaciones a medios y periodistas; les gusta hacer, pero que no les hagan, dice

Foto: Cuartoscuro

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador minimizó las descalificaciones en redes sociales en contra de periodistas que critican a su gobierno;  celebró que haya polémica en los medios de comunicación, aunque anotó que debe haber respeto.

El mandatario fue cuestionado específicamente acerca de las expresiones del académico John Ackerman, quien comparó con sicarios a los medios e informadores, que desde su punto de vista, “golpean” a la llamada “cuarta transformación”. Evadió a hacer un posicionamiento concreto sobre el asunto y, sin mencionar a nadie en particular, reprochó a que algunos periodistas hacen, pero no les gusta que les hagan.

“Pues habría que ver también del otro lado, porque otra característica también del conservadurismo es que son muy dados a tirar la piedra y a esconder la mano, y les gusta hacer pero no les gusta que les hagan, y cada vez que les surge algo, pegan el grito en el cielo. O sea, para todos pues, serenidad y paciencia, como diría el filósofo Kalimán”, señaló.

Según López Obrador, es bueno el debate y la polémica y aun cuando a él lo han insultado mucho, dijo, no se queja ni va a poner denuncias contra nadie. Sin embargo, arremetió contra los “conservadores” que incluso han agredido a su esposa, como ocurrió recientemente en un viaje en avión; los acusó de ser hipócritas y corruptos.

“Yo siempre lo que recomiendo es que haya respeto, pero que haya mucha polémica, como la hay en los medios. Le estoy hablando de que a mí me insultan, yo no me quejo, no voy a ir a presentar una denuncia; ya hablé de cómo acosaron a mi esposa en un viaje y tampoco vamos a presentar una denuncia. Están muy molestos los conservadores y además de la hipocresía que los caracteriza de ser muy corruptos, son, en el mejor de los casos, tratándolos con amabilidad, fanáticos, podría yo decir algo más fuerte, pero entonces sí se sentirían muy ofendidos”, fustigó.

Pidió quitar los fanatismos de derecha ni de izquierda y aunque reconoció que siempre habrá posturas contrapuestas, hay que ser respetuosos y argumentar.

“Quitemos los fanatismos de izquierda o de derecha, los dogmatismos, y también no nos dejemos llevar por el odio, que tengamos capacidad para argumentar y no nos cerremos, y seamos respetuosos; pero que sí hay dos pensamientos distintos, contrapuestos, siempre ha existido”, expresó.

Previamente, el titular del Ejecutivo pronunció una extensa alocución respecto a cómo desde el Porfiriato se compraban lealtades en la prensa, aunque ya en las épocas más recientes el llamado “chayote” ya no se entregaba en sobres como antes, sino en formas más sofisticadas como los “pagos por servicios de información”. Aseguró que estas prácticas ya se acabaron en su gobierno y destacó la reducción que se ha hecho en el presupuesto de publicidad y eso, dijo, no les ha gustado a muchos.

“Ya en el gobierno actual no hay ‘chayote’ ni hay sobre, porque también en los últimos tiempos se fue modernizando el ‘chayo’ y ya era por servicios profesionales, por otro tipo de servicios o de, como le llamaban, de información. Era mucho. Entonces, sí hay una disminución como del 70 por ciento de la publicidad, estamos hablando en términos de la formalidad, de lo que está documentado. Y nada más gobierno federal, porque imagínense en los estados, hay hasta municipios donde también reparten. Entonces, por eso el enojo”, manifestó.

Dijo que no le afectan las noticias falsas en su contra porque no tiene problemas de conciencia y tiene el “escudo protector” de su honestidad personal. No obstante, hizo un recuento de los medios que no lo cubrieron ni le daban espacios cuando era opositor y según dijo, solo Jacobo Zabludovsky era el único que lo dejaba comunicar lo que él quería, sin hacerle preguntas.

“Cada vez que hay noticias falsas se caen, porque existen las benditas redes sociales y ahí la gente se hace cargo de aclarar…A mí no me afecta porque si estoy bien con mi tribunal, que es mi conciencia, tengo un escudo protector. Si actúo con rectitud, si actúo con honestidad, estoy blindado, no me afecta; además estoy acostumbrado, imagínense cuánto tiempo en la lucha y cuántos ataques. Hasta hace poco que estábamos en la oposición, yo recuerdo que no me daban entrevistas hace cinco años. Recuerdo que me daba entrevistas el licenciado Jacobo Zabludovsky en su programa de radio, excepcional porque no me entrevistaban, no me invitaban y él me abría micrófono de manera muy peculiar, porque traía la presión de los dueños de la estación…Le agradezco mucho a él, porque me daba la oportunidad. Claro me decía: ‘Nos pidió usted, licenciado, tiempo para expresar algo, porque tiene usted algo qué comunicar, le escucho’. Entonces, empezaba yo a hablar, ahí sí de corrido, aprovechando,  no me interrumpía. Ya cuando terminaba yo: ‘¿Es todo, licenciado?’ No me hacía una sola pregunta”, rememoró.

arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password