“Nuestro México está salpicando sangre de tantos muertos y desaparecidos”: obispos

“Nuestro México está salpicando sangre de tantos muertos y desaparecidos, entre ellos 27 sacerdotes, incluidos los padres jesuitas que han sido asesinados por el crimen organizado, identificándose así con las miles de víctimas de nuestro pueblo que han tenido este fin, con las decenas de miles de desaparecidos a quienes sus familias siguen buscando”, declaró en un video publicado este jueves monseñor Ramón Castro Castro, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Ante el crimen de los dos sacerdotes jesuitas ocurrido el pasado lunes en Chihuahua y  en representación de los obispos mexicanos, Castro Castro demandó una respuesta a las autoridades ante la delincuencia que se vive en el territorio nacional: “Al lado de nuestro pueblo esperamos una respuesta a la altura de las circunstancias por parte de las autoridades civiles en todos los niveles. Es responsabilidad de quienes gobiernan, procurar la justicia y favorecer la paz y la concordia en la convivencia social”.

“Los índices de violencia y sus estructuras de muerte, se han desbordado e instalado en nuestras comunidades, desfigurando a la persona humana, y destruyendo la cultura de paz”, agregó.

Se trata de la primera vez durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador que la Iglesia Católica en México se pronuncia fuerte y contudentemente ante los elevados índices de violencia. 

En el video, la Iglesia Católica no sólo se refiere a los homidios dolosos contabilizados todos los días, sino al control terrirorial del crimen organizado, el cual ha desdeñado el Ejecutivo nacional, así como las desapariciones, extorsiones y la impunidad que sigue en el país. “Esta situación es ya insoportabla y nos reclama y exige a todos dar frutos de paz”.

Monseñor Ramón Castro también hizo un llamado a los causantes de todos los episodios atroces a que “dejen de matar a sus propios hermanos y de violentar la paz social”. 

“En el nombre de Dios, sensibilícense, ante los lamentos de sus hermanos que son hijos de Dios, cuyas lágrimas de sufrimiento, impotencia y rabia contenida, claman hasta el cielo. Les suplicamos, les rogamos, les exigimos en nombre de Dios ¡basta de tanta maldad y odio!, todos queremos la paz”, añadió.

Desde el Vaticano, el día de ayer el papa Francisco, líder de la Iglesia Católica, se sumó a las manifestaciones de pena por el asesinato de los curas jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar y el guía de turistas Pedro Eliodoro. “¡Cuántos asesinatos en México!”, expresó, enfático, el pontífice.

“Expreso mi dolor y consternación por el asesinato en #México, anteayer, de dos religiosos jesuitas y de un laico. ¡Cuántos asesinatos en México! La violencia no resuelve los problemas, sino que solo aumenta los sufrimientos innecesarios”, publicó en su cuenta de Twitter.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password