México seguirá reconociendo a Evo Morales; se quejará ante la OEA, anuncia Ebrard

Foto: La Tercera

El gobierno mexicano “mantendrá su reconocimiento” al gobierno de Evo Morales hasta que concluya su periodo legal, informó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en consonancia con el apoyo que ha mostrado la administración de Andrés Manuel López Obrador a Morales, quien renunció a la presidencia este domingo.

“El presidente de Bolivia electo de acuerdo a la Constitución para terminar su periodo en enero de 2020 es Evo Morales. Él presentó una renuncia para evitar la guerra civil después de que el ejército pidió la renuncia del presidente. Esos son los hechos”, dijo Ebrard durante la conferencia de prensa matutina de este lunes.

Informó también que presentará ante la Organización de Estados Americanos una queja por no haberse opuesto al “golpe de Estado” sufrido por el gobierno de Evo Morales. Se trata de un “retroceso” democrático para toda América, dijo.

“Vamos a solicitar una reunión urgente de la OEA porque a pesar de la gravedad de los acontecimientos, lo que hubo ayer fue silencio. La OEA se fundó en la defensa de las libertades y la democracia. Que haya una reunión urgente para pronunciarse sobre ello y para proteger las libertades y democracia de los países”.

Aseguró que la postura oficial del gobierno mexicano ante lo ocurrido en Bolivia es “reivindicar y demandar el respeto al orden constitucional y la democracia”.

Nada dijo de que, en el pasado, Morales alteró la Constitución boliviana para poderse reelegir ni tampoco que la Organización de Estados Americanos auditó las elecciones de octubre, encontrando severas irregularidades, entre ellas, la alteración del padrón electoral.

Pero para el gobierno mexicano, el régimen de Morales era democrático. Así lo hizo saber este lunes el canciller: “Lo importante es que no regresemos al golpismo. Es incompatible el uso de la fuerza con la democracia. No lo vamos a permitir. Sería un gran retroceso”, dijo Ebrard.

Dichas declaraciones se suman a las hechas hace unos días por López Obrador, en el sentido de que Evo Morales había ganado las pasadas elecciones del 20 de octubre para gobernar por cuarta ocasión, en un proceso “limpio y democrático”.

Tales irregularidades fueron señaladas por la oposición como fraude electoral y se añadieron al malestar ya existente por la serie de reelecciones del líder. Tras los comicios del 20 de octubre, en que Morales se declaró ganador por un pequeño margen, se desataron las protestas en todo el país, lo cual el ex presidente acusó de ser una maniobra “golpista” y un intento de golpe de Estado.

Luego de conocerse la renuncia de Morales-ante la pérdida de apoyo de las Fuerzas Armadas–tras tres semanas de violentas protestas en Bolivia, Ebrard declaró que México está dispuesto a brindar asilo político al ex mandatario y a miembros de su gabinete.

Además, diversos miembros de la cúpula del gobierno y de Morena lanzaron en sus redes sociales mensajes de apoyo a Evo Morales. La dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, deploró lo ocurrido al “compañero Evo”. La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, declaró que “todo México” apoya a Evo y le aseguró que “no está solo”, mensaje que le trajo numerosas burlas y descalificaciones en Twitter.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password