México tiene 617 mil muertos por COVID-19; el subregistro es un fenómeno global: IHME

México se encuentra en el tercer lugar mundial por muertes de COVID-19, pero no con 218 mil siete como informó el 5 de mayo el gobierno federal, sino con 617 mil 127 fallecimientos, según cálculos elaborados por el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, institución que elabora estadísticas sobre asuntos de salud.

Según el organismo, México tiene un “exceso de mortalidad” relacionado con la COVID-19 de alrededor de 300%, siendo que el 15 de marzo pasado el gobierno informó que dicho exceso rondaba el 70% por encima de las muertes reportadas.

En un informe presentado este 6 de mayo en su sitio web, el IHME señala que la COVID-19 “ha causado 6.9 millones de muertes a nivel global, más del doble de lo que muestran los reportes oficiales”.

Nuestro análisis indica que “la mayor cantidad de muertes sin reportar han ocurrido en los países con el mayor impacto epidémico”, dice. Sin embargo, agrega, naciones con relativamente menores afectaciones han tenido un elevado incremento en las cifras de muertes cuando se abordan las muertes sin reportar.

Esto significa, señala, que la pandemia es mucho peor de lo que todos hemos creído.

Este atroz subregistro es un fenómeno mundial, pues según el respetado instituto, absolutamente todos los países reportan muchas menos muertes de las reales, pero no todos en el mismo grado. Entre las naciones que peor están en ese sentido son Rusia, que reporta una quinta parte de las muertes reales, y México, que reporta una tercera parte de las muertes reales. Es decir, 500% y 300% respectivamente.

Estados Unidos tiene un subregistro de alrededor del 80%. Como México, el subregistro de India ronda el 300%.

“De acuerdo con un nuevo análisis realizado por el IHME, se ha encontrado que las muertes causadas por COVID-19 se encuentran significativamente subregistradas en prácticamente todos los países del mundo. El análisis actualizado muestra que los Estados Unidos tienen más muertes que cualquier otra nación del mundo: más de 905 mil”.

En segundo lugar se encuentra India, que reporta 221 mil 181, pero en realidad tiene 654 mil 395 y en tercer lugar, México, que tenía, al momento de elaborarse el estudio, 217,694 (ya son más de 218 mil), pero que según el análisis en realidad tiene 617 mil 127.

Por regiones, las más afectadas en términos de muertes son Latinoamérica y el Caribe, Europa Central, Europa del Este y Asia Central.

“Estas cifras solo reflejan las muertes causadas directamente por la COVID-19, no las provocadas por la afectación que la pandemia ha provocado en los sistemas de salud y en las comunidades”, que se consideran muertes por afectación indirecta en casos, por ejemplo, que se haya interrumpido la atención a otras enfermedades debido a la saturación de hospitales producida por casos de COVID-19.

“Por terrible que parezca la pandemia, este análisis muestra que la cifra verdadera es significativamente peor”, afirmó el director del IHME, Chris Murray.

Y, tal como ha aceptado el propio Hugo López-Gatell, el instituto afirmó que muchas muertes quedan sin reportar porque la gran mayoría de los países solo contabilizan las muertes ocurridas en hospitales “o los pacientes con una infección confirmada”.

“En muchos lugares, los frágiles sistemas de reportes sanitarios y el escaso acceso a cuidados médicos hacen más grande este desafío”.

El informe no culpa de negligencia a los gobiernos por el subregistro, sino que señala que es sumamente difícil darle seguimiento al desarrollo de una infección de rápida propagación. Pero sí señala que es indispensable que “cierren las brechas” en sus sistemas de recogida de datos y dirijan con mayor precisión los recursos que aplican para la gestión de la pandemia.

La metodología empleada no es algo sobre lo que no se haya hablado: en términos muy simples, está basada en la medición de lo que se conoce como “exceso de mortalidad”. Se recordará que el propio gobierno mexicano ha emitido reportes de muy bajo perfil informando de dicho exceso de mortalidad, pero según los cuales, México tenía, para el 15 de marzo, alrededor de 294 mil 287 defunciones asociadas a covid-19, según actas de defunción, 111 mil 986 más que las que se reportaban para esa fecha. Es decir, 70.9%.

Pero, los cálculos del IHME indican que la diferencia en México es de casi el 300%.

Sobre la metodología empleada para estos cálculos, el IHME señala lo siguiente:

“Estas estimaciones están basadas en una metodología de larga data en la medición de la carga de enfermedades en una escala global. Desde 1990, el estudio de Carga de Enfermedad Global ha medido el costo total de las enfermedades humanas.

“IHME estimó el total de las muertes por COVID-19 al comparar las muertes esperadas por todas las causas, de acuerdo a tendencias pre-pandemia, con el número real de muertes por todas las causas durante la pandemia.

“Esta cifra de ‘exceso de mortalidad’ fue ajustada para no contar las muertes atribuidas indirectamente a la pandemia, así como las muertes de algún modo evitadas por la pandemia (como la reducción de muertes en accidentes automovilísticos, debido a menor movilidad). Las estimaciones resultantes incluyen solo muertes directamente atribuibles al virus que causa la COVID-19”.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password