Medios distorsionan declaración de Roberto Madrazo sobre AMLO

Buena parte de la prensa ha titulado sus notas sobre la entrevista que al programa radiofónico Telereportaje, conducido por Emmanuel Sibilla Oropesa, concedió ayer Roberto Madrazo, en el sentido de que éste habría dado como ganador de la elección presidencial de 2006 a Andrés Manuel López Obrador y hasta que Felipe Calderón hizo fraude (algunos hasta los dos aspectos). Vayan estos ejemplos:

El Universal: “López Obrador ganó en 2006 la elección: Madrazo”
La Jornada: “Después de 12 años, Roberto Madrazo admite que hubo fraude contra AMLO en 2006”.
Radio Fórmula: “En 2006 AMLO ganó la elección a Felipe Calderón: Roberto Madrazo”
Diario de México: “Roberto Madrazo reconoce que AMLO ganó elecciones de 2006”
24 Horas: “AMLO ganó elecciones de 2006; afirma Roberto Madrazo (+video)”
UnoTV: “Dice Roberto Madrazo que AMLO sí habría ganado elección en 2006”
Sin Embargo: “’En mis actas, AMLO estaba arriba en 2006′: Madrazo; ‘el recuento del IFE le habría dado el triunfo’”
El Sol de México: “AMLO le ganó a Calderón, revela Madrazo 12 años después”
Emeequis: “Roberto Madrazo revela: en 2006, AMLO le ganó la elección a Calderón; ‘si lo decía explotaba el país’, declara”
Polemón: “Madrazo revela que AMLO ganó en 2006 pero Calderón hizo fraude”

Sin embargo, durante la entrevista citada Madrazo no afirmó que López Obrador haya ganado la elección ni tampoco que haya habido fraude, e incluso hasta reconoce el resultado oficial. Basta revisar puntillosamente sus ambiguas declaraciones.

Dice Madrazo en la entrevista: “En mis actas Andrés estaba arriba de Calderón, en mis actas. En las del PRI no lo sé. Nunca me las pidieron. Era una elección sumamente cerrada. Yo no sabía, porque la votación era muy pequeña, qué iba a hacer el Instituto Federal Electoral. ¿Iba a haber recuento? Yo le apostaba a que hubiera recuento. Si el IFE hubiera tomado la decisión de hacer recuento, como exigía una parte de la oposición que contendía, casilla por casilla y voto por voto, yo sabía que podía ser un recuento favorable para López Obrador”.

Continúa: “Pero esa no era mi lucha. No era mi lucha entrar a ese debate porque yo tampoco tenía todas las actas. ¿Pero cuál era el costo? Era dinamitar la vida democrática del instituto, del sistema político, la vida democrática”.

El excandidato presidencial priista comenta a pregunta sobre la cantidad de actas con las que contaba: “Tenía yo un porcentaje importante que no tenía actas. No recuerdo de memoria, pero era un porcentaje que no cambiaba el resultado oficial. ¿Se podía haber impactado? ¿Podía haber hecho ruido? Tal vez, pero no cambiaba el resultado oficial”.

Sin embargo, dice que en sus actas “la tendencia es que iba arriba” López Obrador. Pero reconoce que le faltaban “casillas en zonas muy panistas, por ejemplo, León”.

Continúa: “Si yo hubiera tenido la certeza -que esa palabra me encanta a mí- de que en mis actas ganaba López Obrador, no hubiera tenido duda de dárselas. Pero me faltaba información, me faltaban datos, me faltaba documentación”.

Entonces afirma que eso no lo había dicho porque “nadie me lo preguntaba”.

“Pero lo que me faltaba era todavía bastante. Pero la tendencia favorecía a López Obrador. Cuando a mí me pide Calderón que, a través de varios de sus colaboradores, que yo avale, me negué. Me negué porque no era correcto. Así como yo no podía reconocer que Andrés Manuel ganaba porque me faltaba información (pero la tendencia era clara), yo tampoco podía darle la ventaja a Felipe Calderón porque tampoco tenía la certeza de que hubiera ganado Felipe Calderón. Entonces era como un fiel de la balanza pero con escasa información, y para un lado o para el otro yo hubiera quedado muy mal. Hubiera dinamitado las cosas”.

Así, Madrazo expresa que no tenía información suficiente ni para reconocer que ganaba López Obrador ni la certeza de la victoria de Calderón. Le faltaba un porcentaje de actas, incluso de zonas muy panistas, lo cual, afirmó, no cambiaba el resultado oficial. ¿Es, al fin y al cabo, un reconocimiento tácito de la victoria del panista?

Tampoco habló de fraude electoral.

Madrazo en 2006: según nuestras actas, proceso electoral legal y legítimo

Apenas dos días después de las elecciones federales del 2 de julio de 2006, en un acto realizado en la sede del PRI y acompañado por todos los gobernadores priistas, el candidato Roberto Madrazo reconoció los resultados electorales y descalificó los reclamos de la alianza encabezada por el PRD. Según la nota de La Jornada (https://bit.ly/2IFsknh), el candidato tricolor expresó que “en un momento tan importante de la vida del país y de la vida de nuestra organización política, nosotros hemos hecho un balance muy minucioso de cómo se encuentran las actas que obran en nuestro poder y analizado puntualmente cada una de ellas. Reconocemos que el resultado electoral para la elección presidencial no nos es favorable”.

Y añadió: “Nuestras actas son muy claras: el proceso ha sido legal, el proceso para la elección presidencial, como obra en nuestras actas, es legítimo. Es un proceso claro, es un proceso transparente, que no deja lugar a dudas en las actas que obran en poder del PRI de cuál es el resultado electoral”.

Remató: “No somos afines a regatear en los tribunales lo que no ganamos en las urnas. El partido es responsable siempre con la legalidad, con la estabilidad que el país requiere, con el empuje al fortalecimiento de la vida institucional que necesitamos seguir teniendo y construyendo día con día”.

También habló de la labor del Instituto Federal Electoral: “De lo que desprenden nuestros documentos, tenemos reconocimiento al IFE por el desempeño que hizo durante la jornada electoral, lo que nos deja con la plena certeza que los resultados que den los cómputos el próximo miércoles en materia de elección presidencial, son cómputos que claramente están avalados por lo que los electores definieron el día de la jornada electoral de ayer“.

Insistió sobre los resultados y las actas: “Quiero decirles que este proceso, con la legalidad que mostró durante la jornada, me deja muy clara la certidumbre de los resultados en la elección presidencial. Conforme a las actas que están en nuestro poder, que han sido plenamente revisadas por nuestros abogados y que nos dan la certidumbre jurídica de que el resultado no nos fue favorable para nuestra alianza con el Partido Verde”.

Sobre la posición descalificadora del PRD, el político tabasqueño añadió: “Nosotros le apostamos al voto, no a la descalificación; a la democracia, no al conflicto ni a la confrontación. En la democracia se gana o se pierde con un voto, y esto lo asumo plenamente en la responsabilidad que me toca“.

Posteriormente Madrazo volvió a referirse a la elección presidencial de 2006 y la derrota que sufrió, en el libro La traición (México, Planeta, 2007), en el que, mediante una larga entrevista con Manuel S. Garrido, acusa a diversos políticos de haber intervenido en la debacle de su candidatura. Entre los personajes a los que denuncia se encuentran Enrique Jackson, Elba Esther Gordillo y Arturo Montiel, quienes habrían hecho, de forma soterrada, campaña contra él.

Pone especial énfasis en el papel de Gordillo, con quien tuvo un enfrentamiento cuando Madrazo era líder del PRI. La profesora, según Madrazo, operó contra él como candidato al acordar con gobernadores priistas el apoyo a la candidatura del panista Felipe Calderón Hinojosa.

En mayo de 2007, durante la presentación del volumen, Madrazo dijo que se trataba de “un libro que me dio la oportunidad de repensarme en pleno siglo XXI, un libro que me dio la oportunidad de revisarme. Cuestionarme si quería yo ser cómplice con el silencio o quería darle esta historia a los 11 millones de electores que votaron por mí el dos de julio”.

En el acto, Madrazo reconoció haber menospreciado el poder de Gordillo y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, así como el de los gobernadores.

También, según la crónica del acto (https://bit.ly/2O9WCVr), Madrazo dijo: “Había causas suficientes para la nulidad de la elección, había sido una elección inequitativa. Pero el libro no busca acusar, busca construir. El libro no busca culpar a nadie, sino señalar los hechos de lo que ocurrió”, aclaró. Sin embargo y aunque la elección de 2006 era tema central del libro y se trataba de importantes documentos, no hizo referencia a sus actas en el sentido que hoy lo hace.
Posteriormente Madrazo publicó su libro El despojo (México, Planeta, 2009), en el que aborda otra vez su derrota electoral de 2006 y también la visión política que tiene de su padre, el líder priista Carlos Alberto Madrazo, muerto en un accidente de avión en 1968. Pero no hay señalamiento importante sobre sus actas de la elección presidencial de 2006.

Roberto Madrazo tuvo muchas oportunidades y formas, desde actos públicos hasta libros, para informar que sus actas revelaban una tendencia favorable a Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo sólo hasta ahora, cuando éste es presidente electo, el político priista menciona el tema. Dice que “porque nadie me lo preguntaba”.

arm

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password