Roberto Madrazo: Alito estorba al PRI y a la alianza opositora

Para Roberto Madrazo Pintado, experimentado político priista, el actual dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, estorba tanto al partido como a la alianza opositora debido a los actos de corrupción con los que se le ha vinculado. Por ello se pronunció por una renovación de su organización.

En entrevista concedida a Marco Levario, director de etcétera, el experimentado político se refirió al asunto del prestigio de Moreno Cárdenas y sus consecuencias electorales: “¿Cómo un dirigente que está atacado por esos hechos de corrupción puede pedirle a la sociedad que vote por un partido que él dirige cuando está cuestionado en la honorabilidad? La sociedad, que está harta de ver la corrupción no sólo de gobiernos anteriores sino también de este gobierno actual de la 4T y de la familia del propio presidente, ¿cómo va a responder al llamado para votar por un partido cuyo dirigente está sumamente cuestionado?”.

Y reconoció que Moreno Cárdenas está estorbando al PRI y a la alianza, lo que le ha señalado al actual dirigente priista, por lo cual le ha planteado que pida licencia temporal para atender sus problemas en las instancias judiciales y no le cause daño a la oposición.

Acerca de los resultados electorales del pasado 5 de junio, Madrazo dijo que fue un fracaso del que la alianza no ha hecho un análisis profundo. Entre los errores que señaló está el método de selección de los candidatos, con los casos excepcionales de Durango y Aguascalientes, en donde el éxito estuvo más en lo local que en las dirigencias nacionales de los partidos opositores.

“Cuando Morena no tiene enfrente una oposición atractiva por la candidata o por el candidato, y una propuesta viable que pueda ser también llamativa para el ciudadano, no hay interés para participar”, indicó, y añadió que Morena gana en donde hay abstencionismo “por su estructura electoral que representan los 20 mil siervos de la nación”. Así, explicó, “mientras menos gente vaya a votar, mejor le va a Morena; mientras más gente va a votar, peor le va a Morena”.

Por ello, la lección es la siguiente: “Tener partidos abiertos, plurales en la selección de sus candidatas y candidatos, que logren tener una participación e la sociedad en torno de la selección de candidatas y candidatos como sucedió en Durango y en Aguascalientes”.

Ante el fracaso, el político tabasqueño se pronunció por un ejercicio de autocrítica de los partidos de la alianza para corregir el rumbo y mejorar los resultados.

Comentó que lo anterior se le comentó a Moreno Cárdenas en su reunión con expresidentes del PRI, a quien se lo solicitó su renuncia, pero el actual dirigente les aseguró que cumplirá con su periodo al frente de la organización. Pero Madrazo añadió que se puede trabajar en otros temas, como el mecanismo y los tiempos para la elección de la nueva dirigencia para que no se introduzca en ella el proceso electoral de 2024. De otra forma, “por estatuto y por ley ya no puedas cambiar la dirigencia del partido si se meten los tiempos electorales en 2024”. Y sobre ello fue terminante: “El PRI necesita renovarse”.

Aclaró que la nueva dirigencia que sea electa es la que se debe de encargar de lo referente al proceso electoral de 2024, pero antes se deben resolver las elecciones del Estado de México y de Coahuila, por lo que se requiere atender el método de selección de las respectivas candidaturas y cómo se va a trabajar en ello con la alianza, además de sus respectivas plataformas electorales.

Acerca de la situación del país, Madrazo comentó que tenemos un gobierno autoritario, “muy cerrado, que no escucha”, que ha tratado de controlar los órganos autónomos. Consideró que el presidente de la República lleva a cabo una destrucción institucional mediante sus “mañaneras, que es la plataforma donde él gobierna”.

Dijo que en las encuestas el gobierno sale reprobado en materias de desarrollo económico, seguridad, salud, educación, etcétera, pero dio la siguiente explicación de la aprobación del mandatario: “La popularidad del presidente está basada en lo que hacen 20 mil siervos de la nación todos los días. Ellos van con los padrones de los beneficiarios de los programas sociales, van visitando las casas una por una, y van llevando el mensaje de que el benefactor de los programas que recibe la población de llama Andrés Manuel López Obrador”.

Al respecto afirmó que lo que ha hecho López Obrador “es institucionalizar esa política clientelar a través de los llamados programas sociales que hoy reparte el gobierno de la República”, que es muy parecido a los que se hacía en los años setenta del siglo pasado.

Dijo que entre López Obrador y Enrique Peña Nieto hay un “entendimiento” que “está a la vista de todos. No hay manera de que sean castigados esos eventos de corrupción en la administración pasada, y no hay, en forma alguna, señalamiento que inculpe a Peña Nieto de los sucesos que ocurrieron durante su gobierno”.

Comparó a López Obrador con Vicente Fox por las expectativas que despertaron ambos: “Se quedaron en el ‘ya merito’: ‘Ya merito hacemos los cambios democráticos, ya merito hacemos el cambio de régimen”.

Criticó que no haya una estrategia contra el narcotráfico, además de que en materia de seguridad López Obrador “está cometiendo errores más graves que los que cometió Felipe Calderón al golpear el panal de narcotráfico”, por lo que, afirmó, en algunas zonas del país estamos en un Estado fallido. Y acusó que el narcotráfico ayuda a Morena para ganar las elecciones.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password