El Lunares, detenido por tercera ocasión en poco más de una semana

Cuartoscuro

Ayer, después de dos liberaciones, Óscar Andrés “N”, el Lunares, presunto líder de la Unión Tepito, fue detenido por tercera vez en poco más de una semana, en esta ocasión inculpado por homicidio.

Después de que apenas el viernes pasado un juez de Control determinará la liberación del Lunares porque el Ministerio Público no pudo acreditar la acusación por secuestro y de la que incluso esta institución fue acusada por usurpación de identidad, ayer por la madrugada, apenas salió del Reclusorio Norte, el inculpado volvió a ser detenido por la Policía de Investigación de la Ciudad de México con una orden de aprehensión, ahora por el homicidio de una mujer en julio del año pasado.

Óscar Andrés fue llevado a la Fiscalía Central de Investigación de la Ciudad de México. Le fue dictada prisión preventiva oficiosa y después fue trasladado al Reclusorio Oriente, donde se encuentran otros líderes de la Unión Tepito. Entre el viernes de la semana anterior y este domingo ya ha estado también en el penal del Altiplano y en el Reclusorio Norte.

Durante la primera audiencia por la nueva acusación, los abogados del Lunares pidieron la duplicidad del término constitucional para contar con el tiempo suficiente para acreditar la inocencia de su cliente.

El abogado del inculpado, Arturo Toscano, comentó que su cliente sufrió privación ilegal de la libertad durante 12 horas porque el gobierno de la ciudad no lo dejó salir tras decretarse su libertad inmediata la tarde del viernes.

El abogado, además de negar la acusación de homicidio contra el Lunares, afirmó que “esto ya es un teatro”.

La siguiente audiencia será el próximo jueves.

Mientras tanto y sobre el caso, ayer la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que trabaja con el Congreso local para emitir un extrañamiento al Consejo de la Judicatura.

Por su parte, también ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró: “Aprovecho para enviar un mensaje respetuoso a los jueces y a los magistrados, los poderes judiciales locales y federales, de que se va a terminar también la corrupción en los juzgados, en los tribunales. Esos jueces, esos magistrados, deben pensar que son otros tiempos. Y ni siquiera es amenaza o advertencia. No más decirles que se acabó la corrupción y que ya no se va a permitir la impunidad”.

El Lunares fue detenido el 31 de enero en Hidalgo, acusado de posesión de cocaína y con armas y cartuchos de uso exclusivo del Ejército, y fue trasladado al penal del Altiplano. Pero fue liberado debido a las contradicciones en que cayeron las autoridades sobre su detención.

Sin embargo, al salir de esa prisión inmediatamente fue detenido por elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, quienes cumplimentaron una orden de aprehensión en su contra por ser imputado de secuestro exprés agravado. Fue liberado porque el Ministerio Públicó no acreditó el delito.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password