Dan licitación de trazado del Tren Maya al consorcio que no ha entregado el Tren México-Toluca

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) informó que concedió la licitación para el trazo del proyecto del Tren Maya a un consorcio compuesto de cuatro empresas, el cual realizará estudios de edificación, cartografía, topografía, estructura y obras inducidas para la que pretende ser una de las obras magnas de la “Cuarta Transformación” y que es el mismo que no ha podido terminar las obras del Tren México-Toluca.

En conferencia de prensa, el director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, así como el director jurídico, Alejandro Varela, anunciaron que el consorcio compuesto de Key Capital, Senermex Ingeniería y Sistemas, Daniferrotools y Geotecnia y Supervisión Técnica, estará a cargo del trazado del Tren Maya.

Coincidentemente, este grupo de empresas es el encargado de las obras del Tren Interurbano México-Toluca, obra que sería una de las más importantes del sexenio de Enrique Peña Nieto, pero que, a ocho meses de terminado el anterior gobierno, no se ha concluido, acumulando ya 3 años de retraso.

Pero según Jiménez Pons, el mal desempeño del grupo de empresas en el Tren Interurbano no tuvo peso en la decisión, ya que no se le asignará la construcción del Tren Maya, sino la ingeniería básica.

“Es diferente” hablar de construcción que hablar de consultoría, señaló. En lo referente al segundo rubro, las empresas del consorcio “tienen un alto prestigio internacional”.

Explicó también que el proyecto tendrá un esquema de financiamiento de Asociación Público Privada, con 90% de capital privado.

Por su parte, Alejandro Varela detalló las áreas en que se realizarán estudios para poder construir 1470 kilómetros de vías, además de estaciones y otras obras. Dijo que se hará levantamiento topográfico, cartografía y otros.

A su vez, el director de Gestión Estratégica y Enlace Institucional de Fonatur, Manuel Santiago, aseguró que los estudios previos estarán listos en 8 meses. Posteriormente se harán las licitaciones para construir los primeros cuatro tramos de la obra, que muchos activistas han señalado de peligrosa para los ecosistemas de la región, además de que implicará desalojo de viviendas.

Pero según Jiménez Pons, no solamente se harán los debidos estudios ambientales—en los que participará la Semarnat—sino que también se llevará a cabo una “consulta indígena.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password