Recomendamos: La justicia en tiempos de la 4T, por Francisco Garfias

Foto: Gobierno de la República

Rosario Robles seguirá encerrada por un delito que no amerita prisión preventiva: ejercicio indebido de la función pública, vinculado a la famosa Estafa Maestra. Así lo determinó anoche el juez Ganther Alejandro Villar Cevallos.

Emilio Lozoya, confeso de recibir millonarios sobornos de Odebrecht, no ha pisado la cárcel. Está en su casa y puede ir a restaurantes de lujo sin problemas. “Es legal”, dice AMLO.

La justicia en tiempos de la 4T.

****

El juez negó la prisión domiciliaria a la exsecretaria de Estado con el argumento de que eso facilitaría los medios para abandonar el territorio nacional.

“Cuando él argumenta alto riesgo de fuga, dice que los hermanos tenemos las condiciones para ayudarla a fugarse”, nos comentó, entre irónico e incrédulo, Francisco Robles.

El juzgador alegó también que el deterioro de la salud de la exsecretaria de Estado no es obstáculo para que permanezca en la cárcel de Santa Martha Acatitla.

En otras palabras, Villar Cevallos se pasó por el “arco del triunfo” el amparo que el Noveno Tribunal Colegiado Penal concedió a Robles. Ese amparo ordena reponer el procedimiento mediante el cual le dictaron a Robles prisión preventiva justificada.

Los integrantes del citado Tribunal confirmaron el fallo que dictó el juez de amparo, Augusto Octavio Mejía, quien declaraba “infundados e inoperantes” los argumentos de la FGR para pedir que se mantuviera encerrada a Rosario, con base en el supuesto riesgo de fuga.

****

Rosario fue encarcelada el 13 de agosto del 2019. El juez Felipe Delgadillo Padierna, sobrino de Dolores Padierna, enconada adversaria de la exsecretaria de Estado, se valió de una falsa licencia para enviarla a Santa Martha Acatitla.

Al igual que ayer, el juez alegó riesgo de fuga y le aplicó, en forma discrecional, una medida cautelar que se presta para consumar venganzas políticas o personales: prisión preventiva justificada.

Dos años dos meses después de su aprehensión, el Tribunal Colegiado en materia penal otorgó el amparo.

“Mi madre está acusada por un delito no grave. Nunca debió haber pisado Santa Martha Acatitla. La omisión no merece ningún tipo de medida cautelar”, dijo Mariana Moguel, hija de Rosario.

Mariana reclamaba ayer justicia de “piso parejo” para su madre antes de iniciar la audiencia. Simplemente, no llegó.

La Fiscalía General de la República tiene una segunda orden de aprehensión por delitos graves: lavado de dinero y delincuencia organizada.

Ver más en Excélsior

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password