“Jóvenes construyendo el futuro” puede aumentar la deserción escolar: Coneval

Fotografía: Cuartoscuro

Debido a que el gobierno federal entrega mayores incentivos a jóvenes que no estudian ni tienen un empleo que a estudiantes, existe el riesgo de que se impulse la deserción escolar, advirtió el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en un informe divulgado este 9 de febrero.

El documento, titulado Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2020 expresa que la administración de Andrés Manuel López Obrador tiene dos programas de estímulos económicos dirigidos al mismo grupo de edad que de alguna manera “podrían competir entre sí”, por su población objetivo, provocando además que se incremente la deserción escolar.

Se trata de Jóvenes Construyendo el Futuro y Jóvenes Escribiendo el Futuro. El primer programa se dirige a jóvenes de ambos sexos que accedan a capacitarse como aprendices en alguna empresa, recibiendo por ello un apoyo mensual de 4 mil 310 pesos durante un año. El apoyo se entrega cada mes, sumando así un total de doce entregas.

En cambio, los inscritos al segundo programa, que se dirige a estudiantes universitarios, reciben 2 400 pesos mensuales, prácticamente la mitad, pero únicamente durante los diez meses que dura un ciclo escolar. Dicho apoyo se entrega en exhibiciones bimensuales. Es decir, los becados reciben cinco entregas al año de 4 800 pesos cada una.

“Esto podría ocasionar que un sector de esta población se decante por el programa que ofrece el mayor monto, en este caso el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, y derive en la deserción escolar al tratarse de un incentivo económico más alto”.

Además, el apoyo ha ido creciendo: en 2019 era de 3 mil 600 pesos mensuales; en 2020 de 3 mil 748 y para 2021 es ya de 4 mil 310 pesos al mes. Cuenta a la fecha con 399 mil 40 becarios.

En contraste, las becas para estudiantes universitarios no han crecido. El apoyo es el mismo desde que inició la administración.

Desde el inicio del actual gobierno la prensa ha reportado casos de corrupción, ya que la capacitación debe ser ofrecida por una empresa privada inscrita al programa (y que recibe estímulos también) y la situación facilita que se desvíen los recursos, ya que nadie verifica que la capacitación realmente se ofrece o que los jóvenes acuden a ella.

Diversos medios han informado que entre particulares se realizan acuerdos que implican que al joven inscrito se le da una parte del apoyo por prestar su nombre, mientras que la empresa que supuestamente lo capacita se queda con otra parte, sin que ni uno ni otro cumplan los objetivos del programa.

“El programa Jóvenes Construyendo el Futuro ofrece una vinculación temporal por 12 meses con un apoyo mensual para recibir capacitación en un centro de trabajo, pero carece de mecanismos para garantizar que la capacitación de los beneficiarios sea adecuada o suficiente para mejorar sus condiciones de empleabilidad”, dice el documento.

En cambio, para obtener el apoyo como estudiante universitario, el aspirante debe demostrar que se encuentra inscrito en una universidad pública y que se mantiene dentro de la carrera. De lo contrario, se le cancela la beca.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password