Inseguridad, problema que no hemos podido resolver: AMLO

amlo.org.mx

La inseguridad “es un tema que aquí tratamos todos los días. Es una asignatura pendiente, es un problema que no hemos podido resolver. Tiene un explicación, no una justificación”, comentó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador a pregunta de Jorge Ramos durante su conferencia de prensa.

Después de que el periodista señalara que el actual gobierno tiene las peores cifras de criminalidad desde la Revolución con 34 mil 579 asesinatos y con más secuestros en los años recientes,el mandatario respondió que “se dejó crecer mucho el problema de la inseguridad, de la violencia. No se atendieron las causas: se abandonó la actividad productiva, se dejaron de crear empleos, los salarios en México son también los más bajos del mundo; la corrupción en México era de las más elevadas en el mundo. Se abandonó a los jóvenes. Se impuso la protección, la impunidad; no había autoridad, no había una frontera que dividiera la autoridad y la delincuencia”.

López Obrador citó el caso de Genaro García Luna, del que dijo que “todo eso fue lo que originó esta situación que todavía nosotros estamos padeciendo, porque estas bandas que operan no surgieron el año pasado”.

Ante la insistencia de Ramos en el sentido de que su primer año de gobierno ha sido el peor en violencia desde la Revolución, dijo que ya se ha logrado “detener la tendencia hacia el alza de la incidencia delictiva”. Y añadió que, aunque hubo un aumento de ella, no ha sido “igual como venía sucediendo año con año”, e insistió en que “estamos ya consiguiendo controlar la tendencia hacia el aumento en estos delitos”.

Cuando Ramos le solicitó definiera el plazo para que haya una solución al problema de los asesinatos (“están muriendo cuatro mexicanos por hora”), el presidente expresó que el 1 de diciembre “terminamos de sentar las bases de la transformación del país. Este año van a haber resultados en esto que es el tema más difícil que hemos enfrentado”.

Y mencionó las ventajas para lograrlo, entre las que destacó la atención que le brinda al problema: “Por eso no cambiamos la estrategia: porque no estamos haciendo lo mismo que hicieron los que llevaron a esto; o sea, no estamos optando solo por el uso de la fuerza. Es una estrategia distinta”.

Otras dos ventajas en la lucha contra la violencia que señaló López Obrador son que ya no se permite el contubernio entre autoridades y delincuentes, y que se trabaja en el problema todos los días, “de seis a siete de la mañana”.

Pese a que desde el principio de su intervención Ramos recordó que el presidente había dicho que ya no iba a culpar a las administraciones pasadas, López Obrador dijo que “nunca en la historia de México se había llevado a cabo el saqueo que se produjo durante el periodo neoliberal”.

Continuó: “La violencia no surge de la nada. Los mexicanos no somos malos por naturaleza; ningún ser humano, nadie nace malo, y son las circunstancias las que llevan a esta situación”.

Y reafirmó que se están atendiendo las causas de la violencia bajo un principio: “Si hay paz, ésta es fruto de la justicia”. Agregó que el país se serenará “si la gente tiene trabajo, si son atendidos los jóvenes, si alcanza el salario, si no tenemos problemas de desintegración en las familias, si se fortalecen los valores culturales, morales, espirituales”.

El presidente terminó el intercambio con Ramos al destacar a Guanajuato como una de las entidades con más homicidios, “15 por ciento de los homicidios diarios, del total”. Esto lo atribuyó a enfrentamientos entre bandas, “una de Jalisco, otra de Guanajuato”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password