Informe de Piedra: la CNDH observa y acompaña al gobierno

Twitter

Al decir a los legisladores que apenas lleva un par de meses a cargo de la presidencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra aclaró que, primero, se ha dedicado a limpiar a ese organismo de funcionarios de altos sueldos. Pidió confianza y que se tenga la seguridad de su independencia de cualquier gobierno. Acerca de los graves problemas que se le mencionaron (salud, homicidios, migrantes, desaparecidos), respondió que vigila, observa, acompaña, está al pendiente. Ningún pronunciamiento contundente acerca de alguno de ellos. Nada más.

Por supuesto, defendió su nombramiento, que volvió a ser tema de discusión. Sobre la falta de medicamentos en los servicios de salud públicos, dijo estar al pendiente de las quejas; sobre los reclamos por la actuación de la Guardia Nacional, dijo que han acompañado sus acciones, de las que estarán pendientes.

Ante el reclamo del senador Gustavo Madero (uno de los que más impugnó su nombramiento en noviembre pasado) acerca de los más de 5 mil desaparecidos en el actual gobierno, Piedra prefirió hablar de la limpia de funcionarios de altos sueldos y afirmar que no hay omisión en su trabajo.

El panista siguió su cuestionamiento: “¿No le preocupa a la defensora de los derechos humanos que esté paralizada la institución? (…) La gente se pregunta hoy: ¿dónde está la CNDH?, ¿alguien ha visto a Rosario Piedra Ibarra?, ¿trabaja como presidenta de la CNDH?, ¿ejerce el cargo?”.

Durante su intervención, Madero estuvo rodeado de sus correligionarios, quienes levantaban carteles con leyendas como “#DóndeEstáLa CNDH” y “¡Salvaje represión! ¿Y la CNDH?”.

Escasa de pronunciamientos, recomendaciones y acciones en temas muy relevantes, Piedra prefirió seguir con declaraciones de principios y solicitudes de apoyo: sigue atenta a la defensa de garantías individuales con total autonomía, por lo que pide que le tengan confianza “y que tengan la seguridad de que yo soy independiente de cualquier gobierno y, sobre todo, de algo que se oculta aquí: los poderes fácticos. Mi compromiso es con las víctimas”.

Y recriminó a sus críticos: “¿Qué hicieron cuando miles de ciudadanos exigíamos justicia para las víctimas de desaparición forzada?”.

También fue muy severa con la propia institución que hoy encabeza: “El fracaso de la CNDH ha sido uno de los más costosos y afrentosos para los mexicanos porque su dispendio en la estructura burocrática no responde a las expectativas ciudadanas. La inutilidad no solo es de personas: es la concepción con la que se concibió en los gobiernos neoliberales”.

Añadió, por ejemplo, que se fortalecerán tanto las labores de investigación como las Visitadurías (aunque estas, como se ha podido observar en los últimos días, no tengan titulares). Y prometió que la CNDH dejará de ser el más caro de América Latina para convertirse en el más eficiente.

Piedra Ibarra señaló varias acciones en la CNDH: una nueva clasificación de las quejas, módulos itinerantes para atención de grupos vulnerables, difusión de derechos humanos en medios de comunicación y redes sociales, armonización legislativa e involucrar a la víctimas.

Y clamó: “¡Queremos justicia!, ¡primero las víctimas!”.

Sin embargo, Piedra apenas hizo un señalamiento muy general sobre violaciones a los derechos humanos ocurridas durante este gobierno: “omitir suministrar medicamentos, que aquí se ha cuestionado; faltar a la legalidad, honradez en el desempeño de las funciones, omitir proporcionar atención médica”.

El senador Juan Zepeda, quien aceptó que aún es breve el periodo de Piedra al frente de la CNDH, hizo señalamientos muy puntuales sobre hechos recientes, como los más de 35 mil asesinatos cometido en el país el año pasado, de ellos más de mil feminicidios. Y le recordó a Piedra que “el principal derecho fundamental del ser humano es la vida, y no hemos escuchado una sola recomendación o un solo pronunciamiento de parte de usted, como garante y vigilante, que el gobierno haga cumplir esos derechos”.

Mientras tanto, Martha Guerrero, senadora de Morena, respondió al cuestionar la autoridad moral del PAN cuando el gobierno de Felipe Calderón fue un baño de sangre. Y dijo que “tenemos bien claro que va a haber gente que todo el tiempo subirá pancartas, te descalificará. Pero no estás sola presidenta, porque el pueblo de México está contigo”, como si Piedra hubiera sido electa por el voto popular.

En la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión se le negó la palabra a Porfirio Muñoz Ledo gracias a la votación mayoritaria de Morena. El diputado pretendía proyectar un video y hacer un pronunciamiento acerca de la situación de los migrantes en la frontera sur y de la política del gobierno respecto al problema. No tuvo oportunidad de hacerlo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password