Incumple venta de ventiladores al IMSS empresa de familia de compadre de Rocío Nahle

Cuartoscuro

La empresa Bidcom Energy obtuvo el segundo contrato más importante de adquisición de ventiladores por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero incumplió con la entrega y puede ser investigada. Esa compañía pertenece a la familia de Arturo Quintanilla Hayek, compadre de la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle.

El contrato fue por 114 millones de pesos para la adquisición de un centenar de equipos, según informó El Sol de México, aunque ya fue cancelado debido a que la empresa incumplió con el pago de la fianza correspondiente y no entregó en la fecha acordada (8 de mayo) los ventiladores. El IMSS informó que el 11 de mayo inició el proceso de rescisión administrativa del contrato y que no se ha generado ningún gasto debido al incumplimiento de la empresa.

Bidcom Energy (empresa que fue creada en agosto de 2019 en Coatzacoalcos, Veracruz) logró el contrato por adjudicación directa, el 21 de abril, del órgano de Operación Administrativa Desconcentrada del Distrito Federal Sur del IMSS. Se trataba del más grande después del otorgado a Levanting Global Services por 2 mil 500 equipos, y que finalmente también fue cancelado por incumplimiento de la empresa.

Quintanilla Hayek es compadre de la secretaria de Energía, un vínculo que ha sido reconocido por la funcionaria. Según se ha informado, Bidcom Energy pertenece a sus sobrinos Josué y Jaime Quintanilla Ayache, como consta en el Registro Público de Comercio de la Secretaría de Comercio.

Al respecto, María de la Luz Mijangos, titular de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de la Fiscalía General de la República, dijo que en este y otros casos se actuará en contra de quienes cometan irregularidades en la adquisición de materiales médicos durante esta contingencia por Covid-19: “Si hicieron una contratación ilícita no importa que los entreguen. No importa nada, ya está el hecho”.

Pero incluso se procederá aunque no se haya concretado la adquisición, aclaró la funcionaria: “A nosotros no nos importa si se echan para atrás porque ya está el contrato; o sea, nuestro delito, el que se persigue, es la contratación ilícita. Entonces, ya está el delito”.

La fiscal anticorrupción declaró sobre este caso que quien tenga algún elemento más que vaya más allá de la sospecha, “lo haga de nuestro conocimiento e iniciamos la investigación con mucho gusto”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password