Incrementó Sedena su gasto en adjudicaciones directas a empresas fachada

Foto: Apro

Durante 2020, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) incrementó en 64% su gasto en contratos de compra pública adjudicados de forma directa con respecto a 2019, además de en su mayoría se entregaron a empresas fachada o de reciente creación.

De acuerdo con el Índice de Riesgos de Corrupción elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el gasto total en compras públicas de la dependencia castrense en 2020, fue 17 mil 462 millones de pesos, esto es, 6 mil 664 más que los 10 mil 798 ejercidos en 2019.

Del gasto total, 36.52% equivalentes a 6 mil 331 millones de pesos se destinaron a contratos otorgados sin licitación a un grupo reducido de proveedores, que tienen poco tiempo de haberse creado y con domicilios fiscales en viviendas particulares y en algunos casos, inexistente.

Un seguimiento realizado por el periódico Reforma, revela que entre los principales proveedores de la Sedena en la presente administración destacan Angar Azcapotzalco y Soluciones Integrales en Gestión de Riesgo de Desastres destacan entre los cinco principales proveedores de la Secretaría durante el actual sexenio, en que las Fuerzas Armadas han obtenido más tareas y control presupuestal.

Del monto que la Sedena ha otorgado a Angar Azcapotzalco entre 2018 y 2020, 92% fue por adjudicaciones directas, mientras que en el caso de  Gestión de Riesgo de Desastres, creada apenas en diciembre de 2018, el total de sus contratos en el mismo periodo se otorgaron sin licitar.

Entre los contratos otorgados a Angar Azcapotzcalco, destaca el que se la adjudicó el 30 de octubre de 2019, para una compra de mil 2 mil 200 pick-ups; el monto del contrato fue de mil 213 millones de pesos.

Por lo que respecta a Soluciones Integrales, la Sedena le adjudicó en forma directa un contrato por mil 168 millones de pesos para la compra de ventiladores mecánicos destinados a atender la emergencia por la pandemia de Covid-19. Esta empresa es propiedad del senador priista José María Tapia Franco, según documentó Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Otro de los proveedores favorecidos por la Sedena es Distribuidora Yovic, la cual se creó 30 de junio de 2020; apenas 22 días después se le invitó a un proceso restringido para la adquisición de refacciones para maquinaria pesada y resultó ganadora. En total durante ese año, recibió 10 contratos por un monto de un millón 900 mil pesos. Sobre esta última empresa, de acuerdo con la información recabada por Reforma, su domicilio fiscal está asentado en una vivienda de una colonia popular en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México.

Otro caso similar es de la firma Losequi, a la cual se le otorgó sin licitación un contrato por 10.4 millones de pesos para la compra de overoles especiales para enfrentar la pandemia de Covid-19. La compañía había sido creada apenas 93 días atrás y su domicilio fiscal se ubica en un departamento de la colonia Del Valle en la Ciudad de México.

Con un esquema idéntico, la Sedena dio a Bohol Comercio Internacional, un contrato por 60 millones de pesos en octubre de 2020, para la compra de monitores de signos vitales y otro más, por un millón de pesos para la compra de overoles desechables.

*arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password