Etcétera

INAI ordena a Presidencia entregar documentos sobre supuesta corrupción en el NAIM

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó a la Oficina de la Presidencia de la República entregar los documentos que sustenten los dichos del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre los supuestos actos de corrupción en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, obra cancelada el pasado 29 de octubre.

Lo anterior, luego de que un particular solicitó a Presidencia los documentos que comprueben las aseveraciones del Ejecutivo, pero que la Oficina negó al declararse “incompetente” para atender la solicitud, por lo que sugirió al solicitante pedir los documentos a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

Al respecto, en sesión pública realizada este miércoles, el comisionado Joel Salas Suárez refirió que es necesario que López Obrador mediante la oficina de la Presidencia y demás instituciones competentes hagan pública la información porque así se “logrará que sus declaraciones y decisiones mantengan la legitimidad del voto popular y sobretodo que a ella sumen la legitimidad de desempeño”.

En ese sentido y por unanimidad, los seis comisionados revocaron la respuesta de Presidencia y el ordenaron dar a conocer documentos que sustenten la declaración sobre la presunta corrupción en el NAIM de Texcoco.

Durante su ponencia, Salas Suárez recordó que en campaña, López Obrador calificó la obra del nuevo aeropuerto en Texcoco de “faraónica” y aseguró que su construcción estuvo manchada de corrupción y era “un barril sin fondo”.

Además, ya como Presidente electo, denunció en un video que “los empresarios pretendían hacer una especie de Santa Fe en las 600 hectáreas del actual aeropuerto'”, por lo que su cancelación evitaría que se hiciera “negocio con el dinero de los mexicanos”.

También recordó que antes de la consulta popular que canceló la obra se esgrimieron declaraciones sobre presuntos actos de corrupción, pero para enero de este año, ya como Presidente Constitucional, López Obrador desmintió un presunto desvío de más de 17 mil millones de pesos por parte del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, “y dijo que no hay elementos, pruebas suficientes para interponer denuncias penales contra involucrados en posibles actos de corrupción relacionados con el proyecto”.

“Hace unos días, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que la deuda contratada para la construcción del aeropuerto en Texcoco tuvo un incremento de seis mil millones de dólares; ante este contexto, ¿cómo se investigarán las posibles irregularidades señaladas por diversos actores? Se mantiene la polémica sobre si la cancelación del aeropuerto fue benéfica o no para el país. Esto significa que persiste la falta de información pública que permita dar cifras claras y concretas de la pertinencia de esta decisión.

“En democracia, la opinión de un jefe de Estado normalmente se encuentra respaldada con información verificada y actualizada ya que su palabra es susceptible de traducirse en actos de autoridad que sirvan para despejar la incertidumbre o atajar especulaciones sobre el rumbo de la acción pública. En este caso en particular, la información adquiere mayor relevancia porque hablamos de un proyecto al que originalmente le fueron concebidos 169 mil millones de pesos provenientes de recursos públicos”, agregó el comisionado.

(Con información de El Universal)