HRW advierte “degradación del Estado de derecho” en México tras declaraciones del titular de la SEMAR

Human Rights Watch (HRW) deploró las declaraciones del secretario de Marina, José Rafael Ojeda, que se quejó que el Poder Judicial parece “enemigo” de las fuerzas de seguridad porque esperan que los casos judiciales “estén muy bien hechos” para poder realizar detenciones de presuntos criminales. “Es una llamada de alerta”.

El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, dijo, por medio de sus redes sociales, que esa declaración es “todo un símbolo de la militarización de México y la degradación del Estado de derecho en la presidencia de AMLO. Muy peligroso”.

A su vez, el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, también se pronunció por medio de su cuenta de Twitter en evidente respuesta a lo dicho por Ojeda, pues señaló que la función de los jueces es “defender los derechos humanos y la Constitución”.

También hubo reacción de parte de la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación. Por medio de un comunicado de prensa, señaló que los juzgadores “no son amigos ni enemigos de nadie, sino que obedecen únicamente la Constitución”.

Las declaraciones de Ojeda y la respuesta de Zaldívar provocaron que en redes sociales el titular de la SCJN se volviera tendencia. Pero no solo por ese motivo, sino también porque Andrés Manuel López Obrador reveló esta mañana que se reunión con el presidente de la Corte para externarle cuánto le importan las reformas eléctrica y de hidrocarburos, que en el futuro habrá de revisar el Poder Judicial, pues se encuentran en controversia constitucional.

En la misma conferencia de este 21 de mayo, Rafael Ojeda se quejó de que en México los jueces no apoyan en la detención de narcotraficantes.

Ojeda expuso su autoritarismo y/o profunda ignorancia de cómo opera la judicialización de los casos, pues se quejó de que si ellos, las fuerzas de seguridad, no entregan “casos muy bien hechos”, los jueces ordenan la liberación de los indiciados, lo cual es justo lo que mandata la ley, ya que de la fortaleza de las pruebas y el qué tan bien esté integrado un expediente depende de que se inicie un proceso.

Pero para el almirante, que los jueces exijan un “caso bien hecho” implica que son enemigos del combate al crimen organizado.

“Hay muchos casos que hasta pena nos dan que actúen de esa manera. Parece ser que el enemigo lo tenemos en el Poder Judicial y tenemos que cerrar bien ese círculo para poder llevar a cabo la detención”, se quejó el funcionario, teniendo a un lado al propio presidente de la República.

Dijo que las fuerzas de seguridad “no tienen muchas ayudas” de jueces y ministerios públicos.

“Entiendan que esto es una situación que hay que hay que hacerla paso a paso y bien fiscalizada y bien judicializada porque si no, las ayudas, que no tenemos muchas, de jueces y ministerios públicos.

“Tenemos que cerrar bien el círculo porque si no, se nos van. Hay muchos casos que hasta pena nos dan que actúen de esa manera, parece ser que el enemigo lo tenemos en el Poder Judicial y tenemos que cerrar bien ese círculo para poder llevar a cabo la detención. Tenemos varios casos, pero los tenemos que hacer muy bien hechos”.

Ante ello fue que Zaldívar respondió que precisamente, la función de los jueces es defender los derechos humanos y la Constitución.

Y es responsabilidad de las autoridades judiciales construir adecuadamente un caso. No es responsabilidad de los jueces “dar ayudas” cuando los casos no son firmes.

Ojeda dijo que se está trabajando en una nueva reforma legal para que se puedan “meter más sustancias” dentro de los decomisos que se hagan, queriendo decir que buscan ampliar el rango de sustancias que la ley permite decomisar por ser precursores de producción de diversas drogas.

Por su parte, AMLO se quejó de que un juez exoneró al capo José Antonio Yépez “El Marro” y públicamente pidió al Consejo de la Judicatura Federal que se enterase de ese caso.

No es la primera vez que AMLO exhibe y ataca el proceder de un juez: su blanco favorito es el juez Juan Pablo Gómez Fierro, que dio suspensiones definitivas en contra de la Ley de la Industria Eléctrica y varias suspensiones provisionales para la elaboración del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (PANAUT).

Del juez Fierro pidió al CJF que revisara su proceder y en su momento, Zaldívar acusó de recibida la petición, más con posterioridad informó que no se encontró nada irregular en el actuar del juez.

Sin embargo, cabe recordar que AMLO jamás se ha quejado del actuar del juez Felipe Delgadillo Padierna, quien hasta enero pasado llevó el caso de la adversaria política de AMLO, Rosario Robles manteniéndola en prisión por un delito que alcanza fianza.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password