Como el “Halconazo”, la agresión contra Lía Limón, afirman Zambrano y Marko Cortés; exigen renuncia de Batres

El secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, “se quitó la máscara y actuó como lo que es: un porro, un porro político”, aseguró el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, quien junto al dirigente del PAN, Marko Cortés, comparó la agresión sufrida la víspera por Lía Limón con el “Halconazo” de 1971.

En conferencia de prensa conjunta con líderes partidistas, los alcaldes electos de oposición de la CDMX, pertenecientes a la alianza Va por México, se pronunciaron en torno a los hechos de este lunes, en que un grupo de granaderos frenó el paso al Congreso a tres alcaldes electos, lo que resultó en que Lía Limón resultara lesionada en la nariz.

Al tomar el micrófono, Limón dijo que “me llama la atención que alguien que pretende ser presidenta de la República sea incapaz de construir con nosotros una relación de dialogo, de respeto” y agregó que “más allá del dolor físico, es la tristeza de ver a un gobierno antidemocrático”.

Relató que su presencia ante el Congreso y su intento de ingresar al recinto junto con otros alcaldes electos fue en protesta por la orden de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, para cambiar la cromática de las patrullas a color guinda, el color que distingue al partido en el poder, Morena.

“Hubo empujones, a Mauricio Tabe le dieron toques, empujones, se trató de un acto de violencia; más de lo que hemos venido padeciendo desde que ganamos, no podemos permitir que enfrenten la derrota electoral con violencia y autoritarismo”, dijo Limón.

Denunció que este lunes los diputados locales morenistas perpetraron un “albazo” legislativo,. De ahí la protesta protagonizada este lunes, que se enfrentó a una valla de granaderos, agrupación que según Sheinbaum ya había desaparecido.

Fue un periodo extraordinario que convocaron de último minuto, de última hora, de último día para dar un albazo. Quieren pintar todas las patrullas de guinda en un intento de impedirnos tener nuestras patrullas. Desde el momento que el gobierno de la Ciudad de México pinta sus patrullas de guinda nos quitan la oportunidad de marcar las nuestras para que los ciudadanos conozcan cuáles son sus patrullas de proximidad, y por ese motivo nos agredieron brutalmente”.

Cabe recordar que el pasado 10 de agosto Sheinbaum anunció que cambiaría la cromática de la capital, en uniformes, papelería y y otros elementos, para pasar del verde al guinda. Cuando se le cuestionó el motivo que este cambio se hiciera a medio sexenio, respondió casi groseramente que “pues en ese momento fue así y en este momento es así, tal cual”.

Marko Cortés dijo que “este operativo no tuvo que agredir, no tuvo que violentar y lo que estaban buscando era simple, evitar un albazo de último momento para concentrar más el poder de la Ciudad de México, en detrimento de las alcaldías, por eso vengo a expresar mi respaldo, mi solidaridad, a todas las alcaldesas, a todos los alcaldes”,

Al tomar la palabra, Zambrano Grijalva dijo que lo ocurrido es “es una afrenta para las mujeres y hombres que votaron por las alcaldesas y los alcaldes que fueron agredidos. Las imágenes me recuerdan a los hechos del 10 de junio de 1971, cuando los granaderos detuvieron una manifestación golpeando y masacrando. Quiere decir que ayer hubo una regresión de 50 años”.

Agregó que Martí Batres, secretario de Gobierno de Sheinbaum, “actuó como es, un porro, un porro político”.

Al respecto, Marko Cortés dio que Sheinbaum se encuentra “replicando la estrategia del presidente López Obrador” de concentrar el poder y que muestra de ello es que ha nombrado delegados en cada alcaldía para supervisar los programas sociales, de la misma manera que AMLO nombró “super delegados” en cada entidad del país.

“La agresión es responsabilidad de ella y de su secretario de gobierno, yo exijo una disculpa pública y la renuncia de Martí Batres”.

“Martí Batres, ya tuvo su debut, tendría que tener su despedida. Como dirigente nacional del PAN, yo le exijo a Claudia Sheinbaum una disculpa pública y la renuncia del represor Martí Batres, no puede ocurrir, no puede ser, porque la agresión contra Lía Limón, contra nuestros alcaldes y alcaldesas, es la agresión contra los citadinos que votaron por ellos”.

Agregó que “esta ciudad habló el 6 de junio y reprobó el ejercicio del gobierno capitalino, y que esta ciudad puso alcaldesas y alcaldes al mando que deben ser escuchados y tomados en cuenta”.

*ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password