Admite Gutiérrez Luna que antes atacó a Lorenzo Córdova por mandato de Morena; ahora la relación será “cordial”

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez Luna admitió que los incesantes ataques y denuestos que lanzó en el pasado contra el presidente del INE, Lorenzo Córdova, fueron en obediencia al “mandato de mi partido” cuando era representante de Morena ante el INE. Ahora, la relación será “fructífera y cordial”, dijo.

Así de fácil, el diputado olvidó sus amenazas de juicio político en contra del consejero electoral y sus acusaciones en el sentido de que quiso proteger a Enrique Peña Nieto y a Felipe Calderón para que no sean enjuiciados, así como de maniobrar de manera ilegal para arrebatar la candidatura a Félix Salgado Macedonio.

Tras una reunión realizada entre Córdova y Gutiérrez en las oficinas del diputado, éste último dijo que cuando fue representante de Morena ante el INE se condujo de acuerdo al “mandato de mi partido para defenderlo” en torno a las elecciones del pasado 6 de junio.

“En relación con el papel que desempeñaba como representante del INE, era el mandato de mi partido para defenderlo, en una elección que ya acabó, que quedó en el pasado, con los resultados que todos conocemos”.

De esta manera, el legislador hizo evidente que sus acusaciones carecían de sustento. Que únicamente cumplía un papel, un encargo.

Y, como su encargo ha cambiado, el libreto que sigue el legislador es otro.

“Fui electo como presidente de la Mesa por una amplísima mayoría, eso me obliga a representar adecuadamente esta Cámara. Mi convicción, vocación, mi intención con este encuentro, y creo que quedamos en esa lógica, es construir, fortalecer y nutrir una relación institucional por el bien de México y en eso vamos a caminar”, declaró.

La reunión celebrada este viernes fue para hablar sobre el proceso de revocación de mandato que encargó el presidente Andrés Manuel López Obrador al INE.

Gutiérrez Luna dijo que ambos acordaron mantener el diálogo y el respeto mutuo en torno a este tema. La revocación de mandato debe realizar en 2022.

A su vez, Córdova informó que “hoy tuvimos esta reunión. No es una reunión de amigos, más allá de lo que seamos, esta fue una reunión entre un titular de un órgano del Estado mexicano y el titular de otro órgano de un poder de la Unión, y desde ese punto de vista es una relación absolutamente institucional y como tiene que ocurrir en democracia, más allá de institucional es una relación cordial, constructiva y profesional”.

Respecto a la revocación de mandato dijo que “creo que, si los ciudadanos deciden con sus firmas que haya revocación de mandato, tanto la Cámara de Diputados como el INE harán todo lo que se tiene que hacer para que efectivamente este ejercicio novedoso se lleve de la mejor manera posible. Esa es mi convicción y para llegar ahí hay que construir consensos, entendimientos y diálogo”.

Los ataques y acusaciones que el ahora líder de la Cámara baja hizo a Córdova en el pasado fueron muchos y de gravedad.

Por ejemplo, el 1 de agosto, a pocos días de la Consulta Popular 2021, acusó a Córdova y otros consejeros electorales de querer defender y proteger a los expresidentes para que no fueran llevados ante la justicia. “Ustedes están empeñados en protegerlos y en defenderlos”, dijo, ante la declaración de Córdova de que dicha consulta “no es para enjuiciar a expresidentes”, sino a actores políticos del pasado.

Dos días después, el 3 de agosto, amenazó a Córdova con promover un juicio político en su contra, por el mismo motivo.

Meses antes, en enero de este año, acusó al consejero de querer afectar la democracia mediante el recurso de “suspender las mañaneras” y “operar para la oposición”. Esto, en el contexto de una sanción impuesta al presidente por el contenido propagandístico de las conferencias mañaneras.

“A Lorenzo le incomoda el ejercicio democrático de información y rendición de cuentas que por primera vez en la historia hace un presidente de la República”, mintió.

Asimismo, durante el conflicto que generó el retiro de la candidatura al gobierno de Guerrero a Félix Salgado Macedonio, el diputado atacó a Córdova en múltiples ocasiones, y además, justificó el proceder del morenista.

Por ejemplo, el 14 de abril, dijo que Córdova era un “berrinchudo” además de “faccioso e imparcial” que no estaba a la altura de su encomienda. En otro momento, afirmó que hizo que le retiraran la candidatura a Salgado Macedonio por consigna política y por estar en contra de Morena y a favor de la oposición.

*ofv

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password