Greenpeace exige sanción a Alfonso Romo por daños ambientales en Yucatán

Greenpeace

La organización internacional Greenpeace demandó ayer al presidente Andrés Manuel López Obrador una investigación clara y sanciones del megaproyecto que la empresa Enerall, fundada por Alfonso Romo, realiza en la Península de Yucatán, el que está dañando el acuífero de ese lugar.

En un comunicado que publicó ayer, la organización señaló que proyectos agropecuarios como el realizado no se pueden llevar a cabo si causan la destrucción de la naturaleza y sin respeto a los derechos humanos.

Greenpeace retoma varios señalamientos realizados en un reportaje aparecido hace dos días en la prensa nacional, sobre el megaproyecto agrícola de Enerall que está dañando el acuífero en la Península de Yucatán que, destaca, es el más importante a nivel nacional debido a que contiene dos terceras partes del agua renovable del país, recursos que se redujeron casi a la mitad en 10 años.

El proyecto mencionado causa contaminación debido al uso de fertilizantes, pesticidas y otras sustancias químicas utilizadas en el riego. Además ha generado la deforestación de diversos tipos de árboles de la región y a la muerte de especies como tortugas que se deberían encontrar protegidas.

La violación de los derechos de los trabajadores que participan en el proyecto también es incluida en la denuncia.

Para la organización, hay un delito federal cometido por la empresa que ahora pertenece a los familiares de Alfonso Romo, “un empresario al que le dan risa estas declaraciones sumamente alarmantes”.

Lo anterior es una referencia a una declaración que Romo dio acerca del reportaje que dio a conocer los daños provocados por Enerall, investigación que, dijo, “le da risa”, además de que señaló que se sentía orgulloso de haber participado en el proyecto.

Por su parte, ante las acusaciones el presidente López Obrador dijo que se iniciaría una investigación, pero que quienes están detrás de ellas son conservadores.

Por ello Greenpeace le recuerda a López Obrador el compromiso que hizo para crear conciencia sobre el uso racional de las aguas y en ser inflexible para castigar los delitos ambientales. Por ello lo convoca a cumplir con el compromiso de que no exista impunidad.

Greenpeace finalizó solicitando la intervención de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente “para que el cenote que ha sido afectado sea restaurado, se realicen las auditorias y los monitoreos de agua a la empresa Enerall;  pero sobre todo para que proyectos de esta magnitud en los que no se garantiza la protección del medio ambiente ni se asegura el cumplimiento de los derechos humanos no continúen operando y adquiriendo permisos para explotar los recursos naturales”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password