Canal Once paga a Gibrán Ramírez 73 mil pesos mensuales por media hora de trabajo semanal

Gibrán Ramírez, analista político de la Cuarta Transformación y funcionario público en su calidad de secretario general de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, dependiente del IMSS, recibe 18 mil 251 pesos por cada emisión del programa De Buena Fe, que se transmite en Canal Once, también parte del Estado mexicano.

El programa dura media hora y se transmite cada semana, lo que en los hechos hace que el analista gane 73 mil pesos por dos horas de trabajo al mes.

Es decir, que a su salario (desconocido) como titular de la CISS, se suma un ingreso de 73 mil pesos mensuales como conductor de un programa de televisión dedicado a hacer propaganda al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Ello significa que el funcionario recibe al menos dos ingresos provenientes del erario. Además, de acuerdo con distintas fuentes directas que han informado a etcétera, varias radiodifusoras le pagan por participar en sus mesas de análisis o por entrevistas. Él cobra 5 mil pesos por cada participación. 

De acuerdo con información de transparencia del Instituto Politécnico Nacional con fecha 2 de octubre de 2019, la Dirección de Contenidos de Canal Once informó que “las percepciones de Gibrán Ramírez Reyes asciende a $18 251.75 brutos (Dieciocho mil doscientos cincuenta y un pesos 75/100M.N)” por programa.

“Son 13 los episodios definidos para la producción de “De Buena Fe”, lo que hará que Gibrán ingrese $237 272.75 pesos por la temporada completa.

A ello se suma su salario como titular del CISS y adicionalmente, sus diversas colaboraciones en diferentes medios de comunicación, algunos de ellos privados, pero cuya aportación Ramírez Reyes la realiza en el horario laboral que le paga el Estado y con el apoyo de un chofer y una asistente a la que le da derecho dicho cargo.

Firmado por Nancy Rivero Rosales, Directora de Asuntos Jurídicos de la Estación de Televisión XEIPN Canal Once del Distrito Federal y se emite en respuesta a una solicitud de José Juan Guzmán Camacho, Abogado General y titular de la Unidad de Transparencia del IPN.

La petición hecha por el abogado general del IPN señala:

“Solicito la información que tengan en su poder o hayan generado sobre un programa de televisión en Canal Once con la participación de Gibrán Ramírez Reyes y Estefanía Veloz. En específico: 1.- Estudios o análisis o documentos con cualquier denominación que justifiquen o validen el lanzamiento de ese programa televisivo. 2.- Presupuesto programado (o incluso previsto) para ese programa. 3.- Sueldos o salarios programados para sus conductores y personal, especialmente del señor Gibrán Ramírez Reyes y la señorita Estefanía Veloz. 4.- Número de episodios programados”.

Además de informar sobre las percepciones de Ramírez Reyez y Estefanía Veloz (quien gana menos de la mitad del vocero de la 4T: $8352.00 pesos por programa, siendo que es co conductora), el informe de Canal Once dice que en dicho programa se “abordan temas coyunturales de interés general para conocer la visión de los jóvenes en torno a temas de interés social y político”. Sin embargo, en ningún momento justifica la importancia de dicho programa, sino que se limita a repetir la descripción o sinopsis que de dicha emisión se hace en el sitio web de Canal Once.

Tal como lo documentó etcétera en el texto Gibrán Ramírez, un empleado de López Obrador que cobra una gran cantidad de dinero por defender a la 4T, de Alejandra Escobar, “desde que inició el gobierno de la autoproclamada Cuarta Transformación, Ramírez Reyes recibió el cargo de secretario General de la CISS (1 de enero), un nombramiento que a pesar de ser formalmente aprobado por los países miembros, en la práctica lo decide el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien tiene el control de la CISS”.

El cargo lo recibió el 1 de enero y fue ratificado el pasado 20 de septiembre. ‬

Además de su desconocido salario al frente de este organismo, Ramírez Reyes actúa como vocero de la 4T en diferentes medios de comunicación.

“Por este tipo de actividades, Gibrán percibe un sueldo superior a los 100 mil pesos, algo inusual en cualquier organismo internacional, pues normalmente no se permite a los funcionarios recibir remuneraciones adicionales”, dice el artículo.

Agrega que “no obstante lo anterior, lo más grave es que Gibrán Ramírez utiliza la estructura de la CISS para desplegar su propia actividad propagandista en los medios”.

“Cuando acude a entrevistas y programas de televisión utiliza al chofer de la CISS que le fue asignado de forma personal; además su asistente personal, Fernanda Carbajal, arregla sus agendas, entrevistas y programas de televisión e incluso participa en las negociaciones contractuales que Gibrán lleva a cabo con medios de comunicación”.

La información de transparencia de Canal Once confirma lo publicado por etcétera en el referido artículo.

Es evidente que, como vocero de la Cuarta Transformación, Gibrán Ramírez Reyes recibe todas las prebendas que su jefe, López Obrador, asegura despreciar, pues no solamente tiene múltiples vías de ingreso, sino que la suma de éstas sobrepasa con holgura la “medianía” que el caudillo espera de todos sus colaboradores.

Aún más: Gibrán Ramírez expolia al Estado mexicano por varios frentes, sin cumplir sus obligaciones al frente del CISS, sean cuales sean, y utilizando la estructura de dicho organismo para cumplir con sus múltiples compromisos en los medios, su verdadera obligación en esta administración.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password