Funcionarios y Morena usan crimen para golpear a Alfaro; evaden caso similar en BC

Policías detienen a Oliver López/fotograma

El asesinato de Alejandro Giovanni López Ramírez provocó declaraciones de diversos funcionarios federales y legisladores de Morena, que aprovecharon para golpear al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, al que incluso llegaron a exigirle la renuncia. Casi ninguno se ocupó del caso, muy parecido, de Oliver López, asesinado presuntamente por la policía en Tijuana, Baja California, estado gobernado por Morena.

Desde ayer el senador de Morena Félix Salgado Macedonio publicó un tuit en el que exigía la destitución inmediata del gobernador Alfaro, o, “en su defecto, la Desaparición de Poderes en dicho estado por el abuso policial en el #CasoGiovanni”.

Ricardo Monreal, líder de los senadores morenistas, dijo que “la suspensión de facto de las garantías individuales es una amenaza para los derechos humanos; lamentablemente, ahora estamos padeciendo las consecuencias de esta barbarie. Me solidarizo con la familia de Giovanni López. Exigimos justicia”.

Monreal incluso hizo referencia a lo ocurrido en Estados Unidos con George Floyd, pero no mencionó de ninguna forma el caso de Oliver López en Tijuana.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, lamentó la muerte de Giovanni López, y añadió que “si uno militariza o convierte a la acción de salud pública a la fuerza y no al convencimiento, en primera es un desperdicio, porque despreciamos la capacidad analítica de la sociedad de tomar decisiones saludables, de protegerse a sí mismos, como de manera ejemplar ha hecho el pueblo de México”.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, publicó en Twitter que se suma al llamado #JusticiaParaGiovanni. Y añadió: “Estamos en contacto con las autoridades estatales y las exhortamos a que la familia y la sociedad tenga una respuesta inmediata”.

Por su parte, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, tuiteó lo siguiente: “Reafirmo lo que ha sido nuestra posición toda la vida. La policía no está para reprimir al pueblo sino para darle paz y seguridad. Por ello desaparecimos el cuerpo de granaderos. La lucha por la defensa de los derechos humanos no para. El abuso de autoridad no debe tolerarse”.

El líder nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, acusó que “el gobernador de Jalisco no debe mentir. Morena nada tiene que ver en los acontecimientos suscitados el día de hoy en la ciudad de Guadalajara”. Y le exigió al gobierno estatal esclarecimiento y castigo a los responsables del crimen.

La diputada de Morena Dolores Padierna Luna, exigió al gobernador Alfaro asumir sus responsabilidades y a no inventar complots donde no existen. Además, lo acusó de que con sus decisiones, como la utilización de cubrebocas, provocó un uso excesivo de la fuerza en la detención y asesinato de López.

Por su parte, el grupo de Morena en el Senado de la República hizo un enérgico llamado a las autoridades de Jalisco a esclarecer de forma inmediata, transparente y clara el asesinato. Además, reclamaron a Alfaro pruebas de sus dichos en los que responsabiliza al presidente Andrés Manuel López Obrador de las manifestaciones en su contra. Si no las tiene, pidieron que se retracte.

El subsecretario de Derechos Humanos de esa dependencia, Alejandro Encinas Rodríguez, pidió información sobre la investigación por el probable uso excesivo de la fuerza pública por el caso de Giovanni López, y también por el registrado en Tijuana, Baja California.

Encinas Rodríguez señaló que “ante la presunta ejecución extrajudicial y clara violación a los derechos humanos en ambos casos, esta subsecretaría condena los hechos en los que se recurre a la fuerza pública para hacer cumplir las medidas preventivas por la pandemia o ante la detención arbitraria que afecta a la población, particularmente a las personas más vulnerables”.

Sólo el subsecretario Encinas hizo mención al caso de Oliver López en Tijuana, en Baja California, estado gobernado por Morena.

Por su parte, el cineasta Guillermo del Toro, quien ayer manifestó en Twitter su indignación por el crimen de Giovanni, hoy colocó en esa red social el vínculo a una campaña que exige justicia por el asesinato de Oliver López, quien sufrió abuso policiaco, caso que ha sido ignorado por la mayoría de los  políticos de Morena y funcionarios federales.

El gobernador Alfaro informó que ya están detenidas varias personas por el asesinato de Giovanni López. Gerardo Solís, fiscal del estado, dijo que hay tres detenidos por el caso, funcionarios del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos: el comisario, un mando medio y un policía.

Alfaro dijo que el gobierno del estado se ha hecho cargo de la seguridad pública en ese municipio.

Asimismo, el gobernador deslindó al presidente de las protestas de ayer en Jalisco, aunque insistió que personas cercanas a él pudieron provocar la violencia: “Por supuesto que vamos a investigar lo que sucedió. Yo sigo creyendo que él es una gente de bien, que no está dando estas instrucciones. Pero también le digo con claridad al Presidente de México que su gente cercana, que gente de su Gobierno, gente de su partido, está apostando por la violencia como una ruta para seguir manteniendo el poder, para seguir cuidando sus intereses y sus agendas personales”.

También mantuvo su dicho, aunque sin presentas evidencias, de que “este es un asunto organizado desde los sótano del poder en la Ciudad de México y tiene muchísimas evidencia de cómo se ha construido”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password