Fracasa Vilchis al “desmentir” que hospitales no han recibido premios de la rifa del avión

Imagen: etcétera

Sin presentar pruebas documentales, como recibos o copias de documentos bancarios, la vocera presidencial Elizabeth García Vilchis negó que el gobierno federal haya incumplido la entrega de premios monetarios a los hospitales públicos que resultaron ganadores en la “rifa” del avión presidencial.

Para desmentir la “noticia falsa”, Vilchis se limitó a decir “esto es falso” y como única prueba presentó una diapositiva en Power Point elaborada por su propio equipo, con una lista de los hospitales, su ubicación, el monto del “apoyo”, el origen de los recursos, la fecha de firma de convenio y la fecha de transferencia bancaria. Nada más.

Es decir, no probó nada. Ni que los premios se hayan entregado, ni mucho menos que los medios hayan mentido, ya que no proporcionó números de rastreo de operaciones bancarias o comprobante de transacción alguna.

Durante la así llamada “sección” de la conferencia mañanera “Quién es quién en las mentiras”, Vilchis abordó tres temas, uno de ellos relativo al incumplimiento, de parte del gobierno federal, de entregar los premios que ganaron los hospitales que participaron en el sorteo de la Lotería Nacional en que supuestamente se rifó el avión presidencial.

“Medios difunden noticia falsa sobre la rifa del avión presidencial”, leyó, y en pantalla presentó dos imágenes, una del diario El Universal y otra de Milenio, en que se reporta que tras muchos meses de realizada la rifa, numerosos hospitales, que contaban con ese dinero para adquirir equipamiento, no han recibido el premio, consistente en 20 millones de pesos cada uno.

“El día de ayer diversos medios de comunicación revivieron una nota de meses pasados en la que se afirmaba que los premios de la rifa del avión presidencial no habían sido entregados a tres hospitales como se había prometido. Esto es falso. Cada uno de los tres hospitales públicos ganadores recibió 20 millones de pesos”.

Y pidió que se mostrara en pantalla una tabla de elaboración propia, que según ella, comprobaba que los hospitales sí habían recibido los premios.

Pero esa tabla únicamente enlistaba los nombres de los hospitales, su entidad de ubicación, cuánto había ganado de premio, la instancia gubernamental que transfería el apoyo, la fecha de firma del convenio y la supuesta fecha de transferencia de los recursos.

No mostró copias de los convenios entre instituciones, copias de las transferencias o de algún recibo. Es decir, como cada semana, fracasó en su intención de demostrar que los medios mienten.

Para fortalecer su exposición, agregó el elemento conspiranoico y manipulador, pues dijo que “este tipo de notas buscan desanimar la participación de la gente en el sorteo por una buena causa que realizará la Lotería Nacional el próximo 15 de septiembre, cuyos recursos obtenidos se utilizarán para apoyar a deportistas mexicanos que participaron en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020”.

A continuación, Vilchis abordó el reportaje publicado por Milenio el 5 de septiembre que reporta que dentro del sector Salud no se tiene confianza en los ventiladores “Ehécatl 4T” y “Gatsi”.

Dijo que “esta información es falsa” y como prueba dijo que existen declaraciones de expertos del propio Conacyt, es decir, la instancia que los fabricó, que afirman que “los ventiladores funcionan correctamente”. No citó a ningún experto independiente.

Y según ella, “tan funcionan” que se distribuyeron varios cientos de ventiladores en hospitales COVID públicos.

Es decir, para Vilchis la “prueba” de que el equipo es confiable, es que se entregaron muchas unidades a los hospitales y los equipos se usaron, pero en ningún momento respondió al meollo del reportaje de Milenio, que es que los médicos que han hecho uso de los ventiladores consideran que son de mala calidad, poco confiables y rudimentarios, cuyo empleo requiere continua vigilancia para evitar cualquier complicación con los pacientes.

Y esto es habitual en el ejercicio que hace la funcionaria cada semana: a una afirmación concreta responde con una simple negación, para luego lanzar cifras sin ton ni son, eludiendo siempre la cuestión fundamental.

Antes, había exhibido un tuit del diputado Gabriel Quadri que criticó que en la antigua Glorieta de Colón se vaya a colocar la estatua de una mujer indígena. Vilchis afirmó, sin prueba alguna, que lo que pasa es que Quadri es racista y le molesta que se dé homenaje a la mujer indígena.

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó la sección de Vilchis diciendo que se trata de informar y transparentar para hacer frente a los rumores que esparcen “los potentados” que se oponen a la transformación del país. Pues según él, la conferencia de prensa que da su gobierno es prácticamente la única opción que tiene la gente para informarse.

Dijo que en todo el país hay gente atenta a las mañaneras porque “saben que se dice la verdad y no se ocultan las cosas y se aclaran muchas noticias falsas”.

Esto, al igual que todo lo expuso Vilchis, es mentira y la prensa se encarga de demostrarlo de manera cotidiana.

*ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password