Los 2 mmdp de la FGR para la rifa del avión presidencial, obtenidos por extorsión según testimonio

Cuartoscuro

Los 2 mil millones de pesos que Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), entregó al presidente Andrés Manuel López Obrador en febrero de 2020 como “recuperación de bienes de la nación”, son producto de una extorsión, según el testimonio de un directivo de la empresa Fibra Uno, informó Proceso.

El 10 de febrero de 2020, durante una conferencia de prensa presidencial, Gertz Manero entregó a López Obrador un cheque por 2 mil millones de pesos que fueron producto, dijo entonces, de la recuperación de bienes de la nación.

“El patrimonio de México, los bienes de la nación han sido saqueados; por eso se debe combatir, por eso hemos iniciado una serie de acciones penales para recuperar los bienes de la nación. Y hoy podemos anunciar que estamos entregando un cheque de 2 mil millones de pesos al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado”, afirmó Gertz Manero en aquella ocasión.

López Obrador comentó: “Nunca en la historia se había recuperado dinero de la corrupción. Estamos en el terreno de lo inédito. Se ha tomado la decisión para que ese dinero regrese el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado”. Y anunció que los recursos serían utilizados para pagar los premios de la rifa del avión presidencial.

Más de dos años después Proceso revela, a partir de la grabación de un testimonio de Elías Sacar Micha, directivo de la empresa Fibra Uno, que aquellos recursos fueron obtenidos por medio de una extorsión de la que los socios fueron víctimas por parte de la FGR.

Según el testimonio de Sacar Micha, en octubre de 2019 la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público bloqueó 300 cuentas relacionada con Fibra Uno y sus accionistas, como los hermanos Max y André El Mann Arazi.

Estos sostuvieron una reunión en la FGR en la que se les hizo saber que las cuentas permanecerían congeladas a menos que se llegara a un arreglo, lo cual aceptaron debido a las presiones, para lo cual pidieron que sólo esto no se hiciera público.

Sin embargo, la FGR sí lo dio a conocer, lo que fue romper el acuerdo con los hermanos El Mann Arazi.

Aquellos 2 mil millones de pesos serían para pagar los premios de la rifa del avión presidencial, realizada el 15 de septiembre de 2020 por la Lotería Nacional. Posteriormente hubo muchas quejas y denuncias porque no se habían entregado los recursos a los ganadores y, además, no se pudo disponer de la cantidad entregada por la FGR debido a varias irregularidades.

A las anomalías se sumó la información que presentó Proceso en febrero de este año, cuando exhibió que los 2 mil millones de pesos fueron producto de acuerdos extrajudiciales, versión que, con el testimonio de Sacar Micha, se fortalece.

Justo en febrero pasado, dos años después de la contribución de la FGR a la rifa del avión presidencial, López Obrador tuvo que reconocer que no se pudo disponer de los 2 mil millones de pesos para los premios debido a que no se siguió el procedimiento legal correcto, por lo que deberían ser entregados al Infonavit para viviendas de familias pobres.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password