Falta de recursos en el Fonsabi deja en la incertidumbre la atención de enfermedades catastróficas

Foto: The New York Times

El Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi), que sustituyó al extinto Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, cuenta actualmente con 64 mil 356 millones de pesos, su nivel más bajo en los últimos cinco años, reveló un estudio del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

De acuerdo con un reportaje de La Silla Rota, el anterior Fondo formaba parte del Seguro Popular y estaba financiado con las cuotas de los afiliados y recursos que aportaba el gobierno federal; se destinaba al tratamiento de 66 enfermedades, una de ellas el cáncer, que generan gastos catastróficos difíciles de costear para los pacientes que las padecen.

El análisis del CIEP indica que hasta 2019, con el Seguro Popular aún vigente, el fondo alcanzó su nivel más alto con 105 mil 873 millones de pesos, y desde entonces se ha ido reduciendo. Incluso, parte de esos recursos se utilizaron para echar a andar el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y también para la emergencia sanitaria del Covid-19.

Especialistas consultados por el CIEP para la elaboración del estudio, señalaron que aun cuando desde el gobierno se presuma de un ahorro de más de 2 mil millones en la atención de enfermedades catastróficas, ello no significa que los ciudadanos hayan dejado de padecerlas, sino que simplemente dejaron de atenderse por no poder pagar el tratamiento y en otros casos, los familiares de los pacientes están en una situación económica crítica para tratar de financiar la atención médica que requieren.

Por otra parte, el diputado del PAN, Éctor Ramírez Barba, advirtió que la política de austeridad del gobierno, que quita cada vez más recursos a los servicios de salud, provocará que aumente la precarización de las familias mexicanas que con el Seguro Popular tenían una póliza que los amparaba para la atención de varias enfermedades catastróficas.

Agregó que bajo el esquema actual, el Fonsabi, difícilmente se podrá recuperar a los niveles que tenía el Fondo anterior y quienes eran beneficiarios del Seguro Popular hoy se enfrentan a la incertidumbre de poderse atender una enfermedad crónica o grave, principalmente por el monto cada vez menor que se destina a la salud en el Presupuesto de Egresos y porque no hay espacio fiscal para aumentar el gasto público en este rubro.

*arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password