Un Estado que castiga el aborto atenta contra los derechos de la mujer: Arturo Zaldívar

FOTO: VICTORIA VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM

Mientras que el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha negado a abordar a profundidad el tema del derecho al aborto y ha propuesto someterlo a consulta popular, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, afirmó que abortar “es un derecho fundamental de las mujeres”.

En un artículo de opinión publicado hoy en Milenio, el ministro Zaldívar señaló que “la discusión sobre el aborto no puede verse como un debate entre quienes están a favor de la vida y en contra de ella”, porque “todos estamos a favor de la vida”, sino que es una discusión sobre el respeto a los derechos humanos de las mujeres.

“Los derechos humanos de las mujeres, cimentados en la idea de su dignidad como personas, concretamente los derechos al libre desarrollo de la personalidad, a la salud, así como a la igualdad y no discriminación, todos los cuales se ven afectados cuando el Estado interfiere en la decisión de la mujer de practicarse un aborto”.

Aseveró que un embrión no es “titular de derechos humanos”, pero sí es sujeto de interés para el Estado “por el potencial que tiene de nacer, de manera que la protección jurídica que se le otorga es incremental en el tiempo, es decir que aumenta progresivamente a lo largo del periodo de gestación, desde que es un cigoto hasta que se convierte en un bebé perfectamente desarrollado”.

Calificó el aborto como un drama que viven mujeres de todas las edades y estratos sociales, cuyas razones son íntimas y solo competen a cada una.

Respetar los derechos de las mujeres requiere que “se permita el aborto legal y seguro” cuando se encuentra en riesgo la salud de la mujer, cuando sea producto de una violación, cuando el feto no sea viable y cuando existan razones personales, pertenecientes “exclusivamente al fuero interno de la mujer”.

“Sólo la mujer embarazada puede discernir la trascendencia de ser madre y las razones por las que prefiere tomar la difícil decisión de abortar. Es un dilema que corresponde a su fuero más íntimo, en tanto sólo ella conoce el peso de cada uno de los motivos personales, médicos, económicos, familiares y sociales, que la orillan a interrumpir el embarazo. Se trata de una decisión que debería tomarse sin la presión de las concepciones sociales que obligan a las mujeres a satisfacer un rol de género y a cumplir con el destino de ser madres”.

La semana pasada, la SCJN falló a favor de una mujer a la que le fue negado un aborto por motivos de salud, sin que peligrara su vida. Dicha sentencia sentó precedente en el sentido de que el aborto es legal cuando afecta la salud, aun cuando no esté en riesgo la vida de la mujer.

El aborto es totalmente legal en la Ciudad de México, pero no está permitido a nivel federal.

El presidente López Obrador se ha negado en varias ocasiones a profundizar en el tema, argumentando que no es tiempo de semejante “debate” y admitiendo que él, en lo personal, está en contra del aborto.

El pasado 8 de marzo dijo que “primero se debe serenar al país y acabar con la corrupción, una vez logrado eso, vamos viendo entre todos estos asuntos, hay muchos temas importantes, pero vamos a priorizar”.

Luego, el 12 marzo, advirtió que si continuaba la “discrepancia” en torno al tema, sometería el asunto a una consulta popular ya que él quería mantenerse “al margen”.

ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password