Empresa participante en Tren Maya fue sancionada por el Banco Mundial

Cuartoscuro

Según informó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), la licitación para la construcción del primer tramo del Tren Maya fue ganado por Mota-Engil México, en convenio con China Communications Construction Company Ltd., Gavil Ingeniería, Eyasa y Grupo Cosh.

La empresa china fue inhabilitada por el Banco Mundial y ha sido investigada por sobornos e impedida de participar en proyectos de Canadá por seguridad nacional, según información de diversos medios.

La primera etapa del Tren Mayaa es el tramo de 227 kilómetros que irá de Palenque, Chiapas, a Escárcega, Campeche, y significa una inversión de 15 mil 538 millones 133 mil pesos.

El Fonatur plantea esta obra como uno de los proyectos gubernamentales prioritarios que continuarán “como medidas para mitigar las consecuencias económicas derivadas del COVID-19”. Así, el Tren Maya es “la obra de infraestructura más importante y un detonador clave de empleo y desarrollo en el sur-sureste de México”.

Para 2020, la construcción de los primeros cinco tramos creará unos 80 mil empleos en esa región.

El Fonatur dijo que las 14 propuestas presentadas para la realización de la obra fueron analizadas por expertos de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, y su conclusión fue que la mejor era la de Mota-Engil México.

Se determinó, entre otros aspectos, que esa propuesta tiene “la capacidad y la experiencia técnica requerida y cuenta con la capacidad financiera solicitada”.

La obra será iniciada el próximo 30 de abril, con el acatamiento de las medidas señaladas por la autoridad sanitaria.

Por su parte, en su cuenta de Twitter Mota-Engil México se congratuló por ese logro: “Con agrado hacemos pública la adjudicación del proyecto del Tren Maya de Palenque a Escárcega. Dicho logro no habría sido posible sin el respaldo de los mexicanos y mexicanas profesionales que conforman nuestra empresa. Mota-Engil México se debe a su capital humano. #TrenMaya”.

Sin embargo cuando menos hay dudas respecto al prestigio de una de las empresas que forman parte del convenio: China Communications Construction Company Ltd., la que incluso fue inhabilitada por ocho años por el Banco Mundial en 2009.

La sanción se debió a prácticas fraudulentas en Filipinas, por lo que el castigo impuesto por el Banco Mundial le impidió a la compañía china participar en proyectos financiados por esa institución.

Posteriormente, en 2015 una de sus subsidiarias, China Harbour Engineering Company, fue investigada en Sri Lanka por ofrecer sobornos al candidato presidencial Mahinda Rajapaksa con la intención de obtener obras públicas.

Asimismo, en 2018 en Canadá el gobierno impidió la participación de China Communications Construction Company Ltd. en proyectos de ese país, para lo cual alegó incluso que era asunto de seguridad nacional.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password