Emiten orden de aprehensión contra Mario Marín y Kamel Nacif por tortura a Lydia Cacho; PRI niega que exgobernador sea prófugo

Foto: Agencia Es Imagen

Una jueza federal de Quintana Roo emitió una orden de aprehensión en contra del exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres y el empresario textil Kamel Nacif, como presuntos responsables del delito de tortura en perjuicio de la periodista Lydia Cacho, ocurrido en 2005; también se giraron órdenes de captura contra Hugo Adolfo Karam Beltrán, quien fuera jefe de la Policía Judicial de Puebla en aquel año, y Juan Sánchez Moreno, su director de Mandamientos Judiciales.

De acuerdo con fuentes federales consultadas por el periódico Reforma, las órdenes fueron liberadas por María Elena Suárez, responsable del Primer Tribunal Unitario de Cancún y confirmaron que la Policía Federal ya busca a los señalados; asimismo, explicaron que en virtud de que el delito que se les imputa es grave, conforme al Sistema Judicial Mixto, los implicados no podrán ampararse ni obtener libertad bajo caución una vez que sean aprehendidos.

Apenas en noviembre pasado, unos días antes de concluir la administración de Enrique Peña Nieto, el Juez Segundo de Distrito en Quintana Roo, Gerardo Vázquez, negó las órdenes de captura contra Marín y Nacif, decisión que fue apelada por la aún Procuraduría General de la República (PGR).

La información sobre estas órdenes de aprehensión se produce en el contexto del proceso electoral extraordinario para la gubernatura de Puebla y las versiones periodísticas sobre la reaparición del exgobernador Marín Torres en la campaña del candidato priista, Alberto Jiménez Merino.

Cuestionado al respecto, el secretario particular del exmandatario, Ramón Fernández Solana, dijo desconocer la existencia de una orden de aprehensión contra Marín, por lo que negó que sea prófugo de la justicia. Según su versión, Marín Torres se encuentra de vacaciones, reporta El Sol de México.

Mario Marín y Kamel Nacif fueron acusados por la periodista Lydia Cacho de privarla de su libertad luego de la publicación de su libro “Los demonios del Edén” en 2005, en donde denuncia que estos personajes forman parte de una red de trata de personas y pederastia. Los hechos ocurrieron en 2005 en Cancún y en aquel entonces, la escritora refirió que durante su detención ilegal y su traslado a Puebla, fue objeto de amenazas de muerte, violencia física y sexual por parte de los agentes policiales.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password